Tierra del Fuego (EPatagonicas) 22 de Junio. – Los Petroleros Jerárquicos de Tierra del Fuego se declararon en “estado de alerta y quite de colaboración”, por un conflicto instalado en la empresa YSUR. Lamentaron “la intransigencia por parte de la operadora al no cumplir la palabra empeñada”.

En un comunicado que firma el Secretario General de los Petroleros Jerárquicos de Tierra del Fuego, Julio Necul, se señala que “se resolvió declarar el estado de alerta y quite de colaboración en el sector, debido a que hasta el día de la fecha la operadora YSUR no ha cumplido con el compromiso asumido oportunamente de presentar una propuesta de pago sobre la deuda histórica del expediente MT 1554, como así también otros acuerdos que se tomaron de palabra en las innumerables reuniones mantenidas con representantes de la operadora, tales como, encuadres, re categorizaciones de personal, afiliaciones y un sinnúmero de requerimientos sindicales”.

El texto continúa señalando a los afiliados que, “queremos expresarles que tal como lo planteáramos en asambleas, este sindicato agotó los canales de dialogo siempre manteniendo el espíritu conciliador, para resolver las cuestiones antes mencionadas, y al no llegar a un acuerdo sobre estos temas con la operadora, hemos tomado la determinación de declararnos en estado de alerta y quite de colaboración, hasta tanto se resuelvan estos conflictos”.

Luego informan que, “la Comisión Directiva se estará reuniendo en breve, para comenzar con un plan de lucha que nos llevará como objetivo la resolución de todo lo planteado ya que no estamos dispuestos a seguir hablando al viento, sin que se resuelvan las cuestiones de fondo que todos necesitamos”.

Desde el Sindicato de Petroleros Jerárquicos expresaron además, “lamentamos la intransigencia por parte de la operadora al no cumplir la palabra empeñada, de resolver este conflicto e innecesariamente a romper la paz social de manera unilateral. Esto nos demuestra que no debemos jamás confiar en -la palabra- de los empresarios, y que esta oportunidad debe tomarse como una oportunidad de mejora hacia nosotros”.

El texto finaliza advirtiendo que, “nuestros derechos adquiridos no serán moneda de cambio de nadie y esta entidad sindical no está dispuesta a claudicar en el derecho que nos asiste y pedimos una vez más el apoyo que siempre nos han brindado”.