Chubut (EP) 12 de Mar. – El Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, avizoró ayer “difíciles tiempos de lucha que se avecinan en la defensa de los derechos del trabajador”, valorando la mancomunión una vez superada la etapa de la interna sindical. El Plenario de Comisión Directiva y Delegados decidió dar tiempo a la mesa de diálogo hasta el 30 de marzo para conseguir que se presenten las inversiones de las operadoras, caso contrario habrá medidas de acción directa desde el lunes 3 de abril. Ese día está previsto que el presidente Mauricio Macri visite Chubut para asistir a la cumbre de gobernadores programada para realizarse en Puerto Madryn.

“La unidad empieza hoy. Pasaron internas tenemos muchas cosas por hacer, pero necesitamos ser una sola cosa, por lo tanto el camino nuestro es la unidad y no mirarnos de reojo. Acá todos los miembros de Comisión Directiva tienen que dar respuestas y los Delegados les deben preguntar lo que necesiten, porque para eso los votaron “, expresó Ávila este viernes por la tarde en el encuentro desarrollado en el salón de fiestas de la institución sindical.

Manifestó en esa línea que “el Sindicato empezó a funcionar como corresponde y no como un lugar donde haya intereses de un lado y del otro. “Yo a ningún integrante de la Comisión le digo algo y después voy y le digo algo diferente a los demás. Tenemos que transformar esto en una conducción seria, de cuerpos colegiados; con reuniones de Delegados. Eso es una conducción sindical y donde salen las ideas para resolver las cosas”.

“Se vienen momentos difíciles”

Remarcó asimismo que en ese plano de unidad se seguirá gestionando la continuidad laboral de cada Afiliado. “El gremio no va a entregar parte de su Convenio. Podemos acceder a algunas cosas pero no a costa de los trabajadores. Hoy el barril ya no es el problema, sino el plan económico donde una parte de los argentinos está excluida. Este Gobierno, con el que no se puede discutir, viene por la clase media”, disparó.

Y dijo que para el Ejecutivo nacional la Patagonia termina en Neuquén y Río Negro. “A Aranguren se lo dije en la mesa: que este Gobierno trabaja para los empresarios. No nos podíamos quedar callados. Si lo hacemos, en 60 días echan a estos 1.500 compañeros”, sostuvo avizorando que “se vienen momentos difíciles y nos tienen que encontrar a todos por la senda de la lucha”.

Duro con Aranguren

Insistió ‘Loma’ en que “esto es una pelea con un gobierno manejado por CEOs, Aranguren es un mentiroso que da asco escucharlo. En esas mentiras está la trampa en la que no tenemos que caer, porque están viniendo por nuestros bolsillos. Entonces, debemos empezar a encontrar el camino para resolver los problemas, ser fríos y tener esa capacidad para trasladarle la tranquilidad a los compañeros en el campo. Que vean que estamos trabajando para poder afrontar esta crisis”.

Ávila señaló que del Plenario pensaba llevarse el paro de actividades, pero que prefiere respetar la mesa de diálogo de la semana que viene en Buenos Aires, sin que esto signifique que no hay un plan de lucha, porque “pueden tocarnos cualquier cosa, menos los puestos laborales”.

Fuente El Diario de Madryn