Neuquén (EPatagonicas) 29 de Nov. – Guillermo Pereyra, líder del sindicato petrolero neuquino, manifestó que debe haber garantías de que sostendrán las inversiones, antes de discutir nuevas condiciones de trabajo.

El líder petrolero y senador neuquino, Guillermo Pereyra, manifestó en declaraciones a la prensa que no sirve de nada discutir un nuevo convenio laboral si no están garantizadas las inversiones.

Las declaraciones del secretario general del gremio petrolero, efectuadas a LM Neuquén, las formuló en el contexto de la negociación que lleva a adelante el sindicato, las empresas y los gobiernos nacional y provincial, por un nuevo esquema laboral para no convencionales.

“Aún no firmamos nada, las empresas tienen que invertir, si no, no sirve de nada discutir un nuevo convenio laboral”, detalló.

El viernes 25 de noviembre, el parlamentario del Mercosur, Ramón Rioseco, quien es crítico de la gestión de Pereyra respecto de la política sindical y petrolera, afirmó que “el ajuste” en Vaca Muerta ya estaba firmado. “Se firmó un convenio de flexibilización laboral y eso es parte del ajuste”, indicó a LU5.

No obstante, Pereyra lo desmintió en forma categórica. Dijo que el acta firmada el 30 de octubre pasado, a la que hizo alusión Rioseco, es un compromiso de trabajo, de pautas laborales que en la actualidad se están modificando, como la productividad.

Rechazó que se trate de la adenda al estatuto gremial a través de un nuevo convenio, algo que se está discutiendo con los sectores de las empresas petroleras.

El acuerdo de trabajo por productividad implica el pago de 13 sueldos por jubilaciones, los horarios nocturnos para el desmonte de equipos, los tiempos de espera y las condiciones climáticas, entre otros puntos.