Neuquén (EP), 09 de septiembre 2021. Las petroleras que explotan campos maduros aseguran que tienen millonarias pérdidas en sus facturaciones por la fórmula de compensación de Oldelval. Advierten que la situación afecta a las inversiones y que la falta de crudo convencional repercutirá en las refinerías. Hay reclamos de las provincias por las regalías.

El explosivo crecimiento que muestra mes a mes la producción de Vaca Muerta genera como contracara un perjuicio a los yacimientos convencionales que inyectan su crudo en el sistema de Oldelval, según advierten operadoras medianas y chicas que están fuera del negocio del shale.

El problema es técnico y repercute en la facturación de las petroleras que explotan campos maduros de Neuquén (sobre todo en las zonas de Cutral Co), Río Negro y La Pampa. “Estamos pagando regalías dos veces”, sintetizaron desde una operadora independiente.

Según explicaron fuentes de la industria a Patagonia Shale, el perjuicio para esas empresas se viene agravando año a año, a medida que incrementa la producción de shale oil de las grandes operadoras que desarrollan Vaca Muerta. En julio, el 81% del crudo que se extrajo en Neuquén, 164.309 barriles diarios, salió de yacimientos no convencionales.

El meollo del conflicto es la fórmula de compensación volumétrica establecida en el Reglamento Interno de Oldelval, que establece ajustes por densidad para los hidrocarburos líquidos que las productoras cargan en el sistema de oleoductos.

Esa compensación que debe otorgar la transportista se denomina Banco de Calidad y se establece en base a los grados API del crudo.

Las petroleras que entregan petróleo convencional, entre 20 y 25º API, aseguran que se ven perjudicadas porque al mezclarse en el caño con el shale oil que tiene un API superior (entre 50º y 65º), la densidad de devolución resulta de menor calidad a la entregada y, consecuentemente, los volúmenes reconocidos para el convencional son también menores a los cargados, provocándoles significativas pérdidas en la facturación.

Según la escala API, cuanto más alto el índice, menor es la densidad del crudo.

La fórmula de Oldelval termina “castigando” al crudo convencional y premiando al petróleo de Vaca Muerta.

“El Reglamento Interno de Oldelval no contiene ninguna fórmula ni metodología que resulte equitativa y que reconozca las distintas calidades, cuando ello podría ser realizado sin complejidad alguna”, explicó un CEO de una petrolera independiente a Patagonia Shale.

En otras palabras, la fórmula prevista para el Ajuste API omite diferenciar las calidades entregadas, “castigando” al crudo convencional y premiando a su vez al petróleo de Vaca Muerta.

El petróleo convencional del norte de Neuquén se envía a la refinería de YPF en Luján de Cuyo (Mendoza), con lo cual no se mezcla con el shale oil que va hacia Puerto Rosales, por lo cual el crudo calidad Medanito queda cada vez más “licuado” al final del camino.

El tema ya fue planteado a las autoridades energéticas de Neuquén, Río Negro y La Pampa, ya que las provincias se ven perjudicadas en la recaudación de regalías (12% del valor de venta) por la menor cotización que se le reconoce a ese petróleo.

Las compañías aseguran que pierden hasta un 12% de la facturación, es decir que en la práctica pagan regalías dos veces.

“Es un tema importante, porque esa diferencia del valor del crudo directamente aplica a las regalías que pagan a las provincias”, explicó la secretaria de Energía de Río Negro, Andrea Confini, a Patagonia Shale. Según cálculos preliminares, estiman que las pérdidas para la Provincia rondan 1,5 millones de dólares al año.

Al tratarse de una concesión de transporte que atraviesa varias jurisdicciones (Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires), el sistema de Oldelval es regulado por Nación. La preocupación fue planteada días atrás al secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, durante una reunión con la gobernadora Arabela Carreras.

“Hay un delta entre los grados API al momento del ingreso del petróleo en el caño de Oldelval y al momento de salida en Puerto Rosales, por eso se pide que se revea la fórmula y se consensúe entre las empresas y la Secretaría de Energía de la Nación”, indicó Confini.

“En los convencionales esa cantidad de dólares es sustancial para que un proyecto continúe o no”, advirtió Confini.

“Hoy existen pocos crudos convencionales que se acercan al grado API más conveniente para las refinerías, y otros que se alejan que son los hidrocarburos no convencionales, y terminan diluyendo precio del convencional, que no es una gran explotación hoy por hoy”, señaló la funcionaria rionegrina.

“Eso es plata, y en los convencionales esa cantidad de dólares es sustancial para que un proyecto continúe o no“, advirtió Confini.

“Como el tema es tan técnico, hoy no es fácil de advertirlo para las autoridades políticas, pero hay que resolverlo porque va a faltar crudo Medanito y de golpe van a tener que salir a invertir 1.200 millones de dólares para adaptar las refinerías para procesar el crudo de Vaca Muerta”, gráfico una fuente de una petrolera.

Según las operadoras independientes que operan campos maduros, los incentivos que plantea de Ley de Promoción a las Inversiones en Hidrocarburos para ese tipo de yacimientos no tendrán ningún tipo de efecto si antes no se resuelve el problema que afecta la rentabilidad de su negocio. Consideran que la situación se agravará a medida que evolucione el desarrollo de Vaca Muerta.

Las petroleras afectadas son Acongua, President, Oilstone, Petróleos Sudamericanos y Phoenix, entre otras.

La regulación (punto 9.1. del Anexo del Decreto N° 44/91) prevé que “el transportista deberá establecer una metodología de compensación denominada Banco de Calidad, lo más equitativa posible para ajustar en volumen a los cargadores por la desvalorización o valorización del hidrocarburo líquido que reciben en el punto de devolución en comparación con el producto ingresado en el punto de carga”

Sin embargo, la fórmula cuestionada produce lo contrario: su aplicación desvaloriza el producto, cuando es el de mayor valor entregado y de mayor aptitud para las refinerías del país, mientras que al mismo tiempo valoriza al shale oil.

Fuente https://patagoniashale.com.ar/