Buenos Aires (EPatagonicas) 07 de Ene. -El barril de crudo negociado en Nueva York tocó los 32,10 dólares, una cota que no se registraba desde fines de 2003. El Brent, negociado en Londres, bajó a 33,09 dólares. El impacto de las tensiones en Medio Oriente y el rol del gigante asiático.

El barril de WTI, el petróleo negociado en Nueva York, cayó este jueves a su precio más bajo en 12 años, en medio de crecientes tensiones en Oriente Medio que comprometen cualquier acuerdo en la OPEP para reducir la producción.

En los intercambios electrónicos en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en febrero cayó hacia las 07:40 horario GMT a 32,10 dólares, un mínimo desde el 29 de diciembre de 2003.

Los precios del crudo Brent, que cotiza en Londres y se extrae del Mar del Norte, tocaron un nuevo mínimo de 11 años el jueves, debido a que renovadas preocupaciones sobre la economía de China se sumaron a un enorme exceso de suministros, a una producción cercana a niveles récord y a una desaceleración de la demanda que ya ha hundido al barril.

China aceleró este jueves la devaluación del yuan, lo que hizo tambalear a las monedas de la región y motivó el desplome de los mercados bursátiles domésticos, debido a que los inversores temieron que el gigante asiático estuviera iniciando una guerra comercial virtual con sus competidores. Las operaciones de las bolsas de China se suspendieron por el resto del día.

Los futuros del crudo Brent tocaron un nuevo mínimo de 11 años a 33,09 dólares por barril, aunque borraron parte de sus pérdidas y operaban a 33,52 dólares por barril a las 02:13 horario GMT.

Los precios globales del petróleo han caído casi un 70% desde mediados del 2014, debido a que una producción cercana a niveles récord de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y Norteamérica ha creado un persistente exceso de suministros que ha generado problemas para los depósitos de crudo de todo el mundo.

Al mismo tiempo, la demanda se está desacelerando, especialmente en Asia. China, la mayor economía de la región y un importante consumidor de energía, crecería a su menor ritmo en una generación.

El enésimo desplome de las bolsas chinas volvió a afectar los precios del barril de crudo, tanto del estadounidense WTI como del europeo Brent.

Consecuencia de la disputa

“Los precios cayeron a un bajo nivel en la estela de las tensiones crecientes entre Arabia Saudita e Irán, que anulan cualquier esperanza de que los miembros de la OPEP puedan ponerse de acuerdo sobre una reducción de la producción“, explica Lukman Otunuga, analista de FXTM.

Estos dos países, grandes potencias regionales rivales, pertenecen al cártel petrolero.

Los precios del crudo aceleraron su derrumbe en diciembre pasado después de que la OPEP, cuyos miembros producen algo más de un tercio del petróleo mundial, decidieran mantener sin cambios su nivel actual de producción pese a la debilidad de las cotizaciones.

Este inmovilismo del cártel penaliza fuertemente a algunos de sus miembros, como Venezuela, Argelia, Nigeria o Ecuador, fuertemente dependientes de la renta petrolera, de donde obtienen la mayoría de sus divisas.

La producción de los países de la OPEP se ubica actualmente en torno a los 32 millones de barriles diarios (mbd).

“¿Acaso llegaremos más pronto de lo esperado al barril a 20 dólares previsto por Goldman Sachs?” se pregunta Michael Van Dulken, analista de Acnedo Markets.