Buenos Aires (EP) 27 de Sept. – El proyecto de Ley que se empezó a discutir hoy en Diputados contempla la emisión de títulos de deuda por US$ 1600 millones para cancelar un viejo pasivo con petroleras. En el mercado advierten que el FMI no autorizará la emisión. Pero en gobierno sostienen que la iniciativa está firme.

Los compromisos del Estado con el sector hidrocarburífero reportarán un costo fiscal elevado para el gobierno en 2019. Según el artículo 56 del proyecto de Ley de Presupuesto, que comenzó a debatirse hoy en la Cámara de Diputados, el Ejecutivo contempla la emisión de títulos de deuda pública por US$ 1600 millones para cancelar acreencias en favor de las principales empresas productoras de gas. Se trata de YPF, Pan American Energy (PAE), Total, Wintershall y Pampa Energía, entre otras, todas beneficiarias del Plan Gas, una iniciativa de la administración anterior que premió con subsidios a las empresas que invirtieron para incrementar la producción de gas.

En 2017, último año de vigencia del programa, el Ministerio de Energía, por entonces dirigido por Juan José Aranguren, dejó de pagar las compensaciones económicas en favor de los privados. En marzo de este año se llegó a un acuerdo con las petroleras para cancelar ese pasivo en cuotas. Los términos del acuerdo quedaron reflejados en la resolución 97/2018, que contempla el pago de 30 cuotas mensuales entre enero de 2019 y julio de 2021. En la industria petrolera explican que la norma contempla el pago de unos US$ 50 millones por mes.

Sin embargo, por la apremiante situación fiscal, el gobierno modificó la forma de pago de esa deuda millonaria. En lugar de liquidar cerca de $ 2000 millones por mes (al tipo de cambio oficial) a las petroleras, con el consecuente impacto sobre las cuentas públicas, optó por ofrecer a los privados un bono de deuda bajo de la línea del presupuesto 2019. “Esta autorización es adicional a las de la planilla anexa al artículo 40”, establece el artículo 56 del proyecto de ley. El artículo 40 es el que detalla los proyectos alcanzados por las operaciones de crédito público que impactan en el nivel de gasto del gobierno durante el ejercicio 2019.

Pese a todo, no está claro si el Fondo Monetario Internacional (FMI) avalará la estrategia prevista por el Ministerio de Hacienda. Un alto ejecutivo de la industria petrolera, que pidió la reserva de nombre, advirtió que la entidad que preside Christine Lagarde no dio el visto bueno a esa operación. Voceros del ministro Nicolás Dujovne respondieron que por los cambios en la primera línea de la cartera —el hasta ahora jefe de Gabinete, Guido Sandleris, y el coordinador Nicolás Gadano, asumieron como presidente y gerente general del Banco Central, respectivamente— no podían responder la consulta de este medio.

En otro despacho gubernamental señalaron, en cambio, que el FMI no condicionó la emisión de títulos de deuda para pagar lo que se debe a las petroleras. “Incluso (Santiago) Bausili ya dio el OK. Se pagará con un nuevo bono ad-hoc para las empresas productoras beneficiarias del Plan Gas”, indicó.

Gentileza EconoJournal