Chubut (EP) 01 de Ene. – Los niveles de inversión serían similares a los de 2019. La suba de un punto porcentual en las retenciones a las exportaciones de crudo profundiza la sangría de ingresos en las arcas provinciales y aumenta la presión tributaria en las operadoras que comercializan este commodity.

El nuevo paquete de medidas económicas lanzadas por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, generó incertidumbre en el sector hidrocarburífero del país, principalmente en Chubut, por ser una de las provincias que exporta gran parte de la producción que extrae de los yacimientos ubicados en la Cuenca del Golfo San Jorge.

Las nuevas medidas contempladas en la Ley de Solidaridad Socia y Reactivación Productiva que aprobó el Congreso de la Nación, desacomodó a las empresas petroleras, que tuvieron que recalcular el impacto de estas medidas y que por momentos puso en duda las inversiones en cada cuenca hidrocarburífera de Argentina.

En un principio, las retenciones a las exportaciones habían sido fijadas en el 12 por ciento, pero finalmente se asentaron en el 8 por ciento, un punto porcentual por encima de las que establecía el Decreto anterior que estuvo en vigencia durante la presidencia de Mauricio Macri.

El ministro de Hidrocarburos de la Provincia, Martín Cerdá, dialogó con EL CHUBUT sobre este tema, y explicó que con las medidas que aprobó el Congreso «seguiremos perdiendo ingresos por regalías. La pérdida que ya veníamos teniendo por regalías con el decreto de 4 pesos por dólar exportado era grande, pero si se iba al 12 por ciento era insostenible».

Por otra parte, Cerdá señaló que hasta los primeros días de diciembre, «las inversiones de las operadoras en la Cuenca del Golfo San Jorge en 2020 rondarían entre los 1.300 y 1.400 millones de dólares, una cifra similar a la de 2019».

En caso de que no existan cambios excepcionales y de último momento, en la cartera petrolera esperan que el desembolso de las operadoras se ubique cerca de los u$s 1.400 millones.

Las inversiones mantienen un correlato con la producción estimada, por eso Cerdá destacó que los niveles para el 2020 «serían similares a los de 2019».

INCERTIDUMBRE POR YPF

El cambio de autoridades de YPF generó dudas y desconfianza, principalmente porque el presidente de la empresa de bandera, Guillermo Nielsen, promocionó en sus discursos un interés casi exclusivo en el yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén.

Los mensajes repetitivos de Nielsen tomando como epicentro a Vaca Muerta encendió las alarmas en Chubut, fundamentalmente por el temor de que YPF comience a reducir sus operaciones en la Cuenca del Golfo San Jorge.

«Estamos con incertidumbre en torno a YPF, porque la situación de YPF es complicada. Estamos a la espera de la política que adoptará Nielsen en base a dónde apuntalará las inversiones, si será en nuestra Cuenca o en Vaca Muerta», manifestó Cerdá a diario EL CHUBUT.

Por otra parte, el ministro adelantó que hay un fuerte trabajo de algunas operadoras en la recuperación terciaria de los yacimientos, que podría elevar los niveles de producción. «Estamos a la espera de los estudios que se están haciendo en pozos de recuperación terciaria que está llevando adelante Capsa e YPF, pero todavía no están los resultados», subrayó Cerdá.

Fuente: El Chubut