Chubut (EP) 26 de Mar. – Con un calendario petrolero que todavía aguarda definiciones en cuanto a planes de inversiones y el ritmo de actividad que puede deparar el 2017, a punto de cancelar el primer trimestre del año, los indicadores de la crisis internacional del precio del crudo y las estrategias planteadas por la política energética del país siguen arrojando datos deficitarios en algunas de las variables más sensibles para la región. Así, por ejemplo, puede observarse la baja en ingresos por regalías para las provincias petroleras, como también los índices de producción que siguen evolucionando a la baja, mientras se aguarda despejar la incógnita –con pronóstico sumamente reservado- en materia de perforación.

Si se consideran los datos oficiales del Ministerio de Energía de la Nación, actualizados hasta noviembre de 2016, la provincia de Chubut perdió ingresos por 62 millones de dólares en comparación con el mismo período del 2015.

En efecto, el organismo oficial registra hasta el mes de noviembre un ingreso total de 292,6 millones de dólares (Mu$), mientras que, a noviembre del año anterior, el ingreso había sido de 354,7 Mu$, lo que arroja una reducción del orden del 17,5%. Si la proporción de baja se mantuvo en el último mes del año (lo que podrá corroborarse una vez que el organismo cargue esos datos), podría estimarse que la caída total frente a los 380,6 Mu$ ingresados entre enero y diciembre de 2015 representará alrededor de 66,6 Mu$, es decir casi 1.000 millones de pesos menos, al tipo de cambio que promedió el año pasado. Ambos números siguen siendo bajos frente a los ingresos que oscilaron entre 2011 y 2014, cuando se superaban ampliamente los 400 millones de dólares.

Horizonte negro

Si se toma en cuenta el parámetro de Producción de crudo, los datos oficiales muestran que el mes de enero de 2017 se mantuvo la tendencia negativa del último año y medio. De acuerdo con el boletín estadístico del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG), en enero Chubut produjo 23.624 metros cúbicos de petróleo por día, lo que significa una baja del 4,8% frente a los 24.826 m.3/d de enero de 2016, que a su vez eran un retroceso frente a los 25.080 m.3/d del primer mes de 2015.

Si bien son guarismos no tan graves en cuanto a las variaciones de producción, puede observarse que por cada punto que se pierde de producción de crudo se pierden 3 puntos de regalías. De allí la importancia de aguardar el plan de perforaciones que debería activarse para lo que queda del año, ya que de la magnitud de esos programas dependerá la posibilidad de que se profundice o se atenúe el impacto negativo (en producción y regalías) durante el corriente año.

Santa Cruz perdió 58,4 millones

Por su parte, en el mismo período enero-noviembre de 2016, Santa Cruz tuvo ingresos por 265,4 Mu$, lo que significa una baja de 58,4 Mu$. Esto representa un 18% menos que los 323,8 Mu$ recaudados en igual período de 2015.

De este modo, sumando ambas provincias de la cuenca del golfo San Jorge, el ingreso total disminuyó en 120,4 millones de dólares, lo que supone alrededor de 1.800 millones de pesos.

El dato positivo en Santa Cruz es que para el mes de enero de 2017, según el IAPG, tuvo un incremento de producción. De acuerdo con esos registros, en el primer mes de este año Santa Cruz extrajo 18.801 metros cúbicos por día, lo que significa una suba del 4,8% frente a los 17.948 de igual mes del año pasado, superando también a la extracción de enero de 2015, cuando se produjeron 18.209 m.3/d.

Neuquén perdió 61,1 millones

La provincia de Neuquén también tuvo impacto negativo en el ingreso por regalías petroleras, por un monto de 61,1 millones de dólares, lo que representa una caída del 22,4%. En el período de referencia recaudó 272,3 Mu$, contra 333,4 Mu$ en enero-noviembre de 2015. La salvedad es que esta provincia apunta a un gran recupero de regalías gasíferas, a partir de los precios de incentivo acordados para el gas en boca de pozo.

En lo que hace a producción de petróleo, en el primer mes el promedio de producción diaria fue de 15.958 metros cúbicos, lo que representa una baja de 3,1% frente al promedio del primer mes de 2016 (16.463 m.3/d) y un 5,1% menos que enero 2016 (16.816 m.3/d).

Fuente ADN Sur