Chubut (EP), 17 de Noviembre 2020. Lo ratificó la Federación de Biocombustibles y las empresas de servicios a La Opinión Austral. Sostienen que a lo largo de la pandemia, la productividad osciló entre el 20 y 30% y hoy se ubica entre el 50 y 60%. Milla, pidió acompañar al secretario de Energía Darío Martínez.

El “Informe de Panorama Productivo de Producción de Gas y Petróleo -del Ministerio Productivo de la Nación- dado a conocer el pasado mes precisó que la producción de crudo fue de 2,35 millones de m3 en agosto. Se trata de la mayor actividad desde marzo pasado.

Mientras tanto, el Gobierno Nacional anunció la puesta en marcha el Plan Gas para “recuperar rápidamente el declino de producción en invierno”, y demandar menos importaciones de Gas Natural licuado, según indicó el secretario de Energía, Darío Martínez.

En tanto, desde la Cámara de Empresas Regionales de Servicios Petroleros de la cuenca del Golfo San Jorge explicaron a La Opinión Austral que la zona norte de Santa Cruz en conjunto con Chubut, la producción se ubica entre el 50 y el 60% de la capacidad industrial instalada, mientras que a lo largo de la pandemia esas cifras registraron entre el 20 y el 30%.

Federación

Pedro Milla, titular de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (Faspegybio), coincidió con lo expresado por las autoridades del Ministerio de Trabajo de Santa Cruz, que la reactivación en los yacimientos “mejora” paulatinamente, de los planes de reactivación de YPF; Pan American Energy; mientras que SINOPEC se sostendrá con los mantenimientos en sus áreas.

“A nivel país hay regiones como Neuquén, Mendoza y Santa Cruz, que reactivan” recordando que cada equipo demanda el regreso entre 80 y 100 trabajadores”; “pero la expectativa empresarial está puesta en lo que sucederá a partir del segundo semestre del próximo año”.

El segundo semestre de 2021 habrá un escenario previsible para el petróleo

El dirigente observó que el punto común entre las empresas del sector energético es “el achique en los costos, esto es trasladado a los contratistas y a su vez a los trabajadores”; alertando que esta inercia “debe ser frenada para evitar una nueva crisis”.

Más adelante, se plegó al contexto internacional marcando que “hay una gran incertidumbre por la pandemia y la demanda de hidrocarburos”. Advirtió que en este escenario, sin vacuna del coronavirus, “no es posible hacer proyecciones, ni en el corto, ni en el mediano plazo. El horizonte aún es incierto”.

El sector energético busca articular acciones para alentar las inversiones

Así volvió a referirse al achique de costos que “no solamente se da en los yacimientos, sino en el biocombustible, refinerías y prestadoras de servicios. El sector energético está marcado por esta problemática” que sigue paso a paso el recupero que muestra el precio del crudo que se mantiene en la franja de los USD 42.

En este escenario, Milla indicó que el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, le comunicó que el contexto internacional -en tiempos de pandemia- arroja síntomas que “en el segundo semestre del 2021 habrá un escenario firme, siempre que el coronavirus esté dominado”.

Apoyo

En otro orden, el secretario general de Federación dijo que el trabajo que lleva adelante Darío Martínez lo esperanza. “Dialogué en diversas oportunidades y demuestra un gran compromiso de reacomodar la industria energética argentina”, “está predispuesto al diálogo y a escuchar a los trabajadores”, destacó.

Milla no desconoció que el programa original del Gobierno debió ser dejado de lado ante la llegada de la pandemia: “Hoy todos tenemos que asumir el mismo desafío de poner en pie la industria”, concluyó.

Fuente: https://www.runrunenergetico.com/