Estados Unidos (EPatagonicas) 02 de Mayo. – Las empresas de servicios petroleros Halliburton y Baker Hughes (segundo y mayor proveedor de servicios para la industria del mundo) han cancelado su acuerdo de fusión, valorado en 28.000 millones de dólares, después de encontrarse con la oposición de los reguladores antimonopolio de Estados Unidos y Europa.

La alianza entre las dos empresas habría supuesto, según los reguladores, un aumento de los precios del sector. Se trata de la primera gran fusión frustrada en los últimos años debido a las reticencias de las autoridades de competencia.

Dave Lesar, consejero delegado de Halliburton, indicó que la fusión había fracasado por “los retos para conseguir las aprobaciones regulatorias restantes y las condiciones generales de la industria”.

El contrato de la operación, que fue valorada en 34.600 millones de dólares cuando se anunció en noviembre de 2014, que se habría reducido hasta los 28.000 millones en la actualidad, venció el pasado sábado sin que hubiera un acuerdo por parte de las empresas para ampliarlo.

Halliburton tendrá que pagar por su cancelación 3.500 millones de dólares a Baker Hughes.

“La decisión de las empresas a abandonar esta operación – que habría dejado a muchos mercados de servicios petroleros en manos de un duopolio – es una victoria para la economía de EEUU y para todos los estadounidenses”, dijo el Procurador General EEUU Loretta Lynch en un comunicado el domingo.

La Comisión Europea también expresó su preocupación respecto a que el acuerdo podría reducir la competencia y la innovación.