Chubut (EP) 23 de Mar. – Para las 11 horas de ayer miércoles fue convocada la primera audiencia de conciliación en la sede de la Secretaría de Trabajo, a raíz de los diez despidos ocurridos en la empresa Schlumberger, en el marco de un conflicto denunciado por el sindicato Petrolero Chubut. La medida fue dictaminada el jueves último y debía retrotraer las cesantías, es decir dejarse sin efecto mientras dure el período de conciliación para tratar de resolver el problema, pero el gremio denunció el lunes último que la compañía se negó a acatar dicho dictamen.

Según se precisó desde el organismo laboral, el argumento de la empresa para notificar los despidos fue una supuesta negativa de trabajadores a realizar exámenes médicos, por traspaso a la firma Smith, lo que fue refutado por el sindicato. El tema comenzará a discutirse hoy, aunque hasta el lunes los despidos no se habían retrotraído, tal como indicó la medida del organismo laboral. “Los trabajadores están en la casa, a la espera de que se defina el conflicto, pero eso no es lo que marca la conciliación obligatoria”, había señalado Carlos Gómez desde el gremio.

70 TRABAJADORES DE TUBOSCOPE DE CHUBUT EN RIESGO

Además de la situación general de distintas contratistas de YPF, que fueron planteadas en la reunión del lunes último en la administración local de la empresa, Gómez advirtió sobre la situación de Tuboscope, porque “hay mucha presión desde Santa Cruz para que la empresa retire a todo el personal de Chubut, lo que es un trato discriminatorio.

Es un promedio de 70 trabajadores y aparentemente la solución para Santa Cruz no pasa por reactivar equipos sino sacarse de encima a la gente de Chubut; hemos laburado toda la vida del mismo modo, cruzando Ramón Santos de un lado y otro, lo que tiene que hacer el sindicato hermano es encolumnarse con Jorge Avila y José Lludgar para que la actividad sea reactivada y revertir la situación de quebranto de las contratistas, para que haya una política energética que tenga en cuenta esta cuenca”.