Punta Arenas Chile (EP) 29 Oct. – Avendaño narra los desafíos para los próximos 2 años al mando del sindicato de ENAP.

Ayer a las 15 horas, en dependencias de la sede del gremio se constituyó la reelecta directiva encabezada por Avendaño, quien agradeció a todos quienes participaron en las recientes elecciones.

Con un total de 758 participantes, el jueves el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional del Petróleo Magallanes, realizó un nuevo proceso de elecciones, en el cual la lista de Alejandro Avendaño, fue reelecta con un 58% de las preferencias.

Ayer, los cinco integrantes de la directiva que se quedará dos años más representando a los trabajadores, se constituyeron: Carlos Haro, Rodrigo Leiva, José Maldonado, Pedro Hernández y, su presidente, Avendaño.

“Debo agradecer a todos los socios y socias la gran participación que existió en estas elecciones. Un 77% es un número bastante importante”, dijo al respecto Avendaño, quien indicó que le darán continuidad a los temas que les quedaban pendientes: “Uno de ellos es cómo componer las relaciones tanto en el ámbito local como nacional, en cuanto a comunicación, con la empresa. Nosotros tenemos una visión y la queremos comunicar”, expresó.

Por otra parte, dijo que su meta para este nuevo período es impulsar con fuerza dos proyectos: una planta de licuefacción para Magallanes y obtener los recursos para explotar el petróleo no convencional, “que sí existe aquí en Magallanes”, afirmó Avendaño.

“Nosotros vamos a impulsar fuertemente el tema de la planta de licuefacción, porque es un hecho que tiene que hacerse en Magallanes. Para nadie es desconocido el potencial de gas que hay en la zona, pero solo contamos con dos clientes: Methanex y Gasco. Hoy día no podemos seguir buscando nuevos negocios con el tema del gas, porque obviamente hay un contrato amarrado con Methanex que indica que cualquier excedente de gas que haya, se les tiene que vender a ellos a precios muy bajos, por ende por ahora no es negocio”, dijo el presidente del sindicato.

Respecto de lo sucedido en Tierra del Fuego con el derrame de 720 metros cúbicos de crudo en terrenos que la petrolera le arrendaba a la empresa Argentina, YPF, fue enfático en señalar que “este es un derrame donde ENAP no tiene ninguna responsabilidad y creo que no se le ha dado la cobertura que corresponde porque si hubiera sido nuestra empresa la culpable, hubiésemos tenido a todos los medios nacionales acá. Nosotros vamos a seguir de cerca ese tema, queremos conocer el informe de las autoridades, aunque nosotros tenemos claro que esa fue una falla operacional. Ahí hay un daño ambiental enorme que hay que remediar, más que recuperar el producto”.

Gentileza Elizabeth Murga – El Pingüino