Chubut (EP) 24 de Julio. – Revelan que la petrolera conducida por el Estado chileno Enap Sipetrol dejaría de operar sus concesiones en la provincia de Chubut, donde recientemente ha firmado las prórrogas de contratos para explotar las áreas Pampa del Castillo y La Guitarra. Si bien hay hermetismo en torno al tema, pudo saberse que la compañía chilena mantendría contactos con CAPSA para que ésta se encargue temporalmente de la actividad.

La operadora firmó la prórroga del contrato de concesión, por otros 10 años, en la primera mitad del año 2015, comprometiéndose al aporte de 4 puntos adicionales de regalías, además de un plan de inversiones para elevar la producción en al menos un 30%. Sin embargo, la operadora tuvo dificultades para cumplir con las metas vinculadas a la actividad, ya que la crisis de precios del crudo derivó en una postergación de esos compromisos de inversión.

En los últimos días, el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Sergio Bohe, había señalado que esperaba acordar con Enap Sipetrol una modalidad similar a la de YPF, con la que se discutieron una serie de criterios para concretar las inversiones diferidas, potestad que se les otorgó a las petroleras en los contratos firmados entre 2013 y 2015, para liberarse de esos compromisos si el precio recibido por cada barril de crudo resultara inferior a 45 dólares.

La decisión de Enap Sipetrol ahora tendría que ver con una estrategia de concentrar su actividad en el país en la cuenca Austral, donde tiene importantes activos de gas y en los que recientemente anunció una inversión conjunta con YPF, por más de 300 millones de dólares.

La producción de crudo en Chubut, por otro lado, viene en descenso en los últimos años, ubicándose alrededor de los 700 metros cúbicos por día.

Si bien no hay confirmaciones aún, fuentes ligadas en forma directa confirmaron que la intención de la compañía chilena es negociar la concesión con otras compañías, entre las que aparece Capsa en primer lugar, en un esquema similar al que adoptó recientemente esa empresa para hacerse cargo temporalmente de la operación de Bella Vista Oeste, tras la reversión de esa área por parte de la china Sinopec.

Fuente ADN Sur