Santa Cruz (EP) 20 de Julio. – El Ministerio de Energía y Minería otorgó a la filial local de la empresa australiana Searcher Seismic un permiso de reconocimiento superficial de la existencia de recursos hidrocarburíferos sobre un área ubicada en ámbito de las cuencas Austral Marina y Malvinas Marina.

El Ministerio de Energía y Minería otorgó a la filial local de la empresa australiana Searcher Seismic un permiso de reconocimiento superficial de la existencia de recursos hidrocarburíferos sobre un área ubicada en ámbito de las cuencas Austral Marina y Malvinas Marina.

El permiso tiene una vigencia de 12 meses, para realizar un programa de “adquisición de sísmica 2D, relevamiento con ecosonda multihaz, toma de muestras de fondo marino y recolección de datos ambientales”.

La resolución 234-E de la cartera que conduce el ministro Juan José Aranguren y se publica en el Boletín Oficial señala que, a los fines de esos relevamientos, Searcher Seismic “deberá presentar el correspondiente estudio ambiental, dando cumplimiento a la normativa vigente”.

Según las coordenadas presentadas por la empresa, el área de estudio se ubica más allá de las 12 millas marinas medidas desde las líneas de base establecidas por la ley N° 23.968, de Espacios Marítimos.

Los permisos de reconocimiento superficial -como los que se otorgaron en febrero pasado a YPF, por un lado, y a la noruega Spectrum Asa, por otro- constituyen el paso preliminar, previo a las autorizaciones de exploración y prospección orientadas al eventual descubrimiento de yacimientos gasíferos o petroleros.

“Los estudios a efectuarse resultan de importancia para las futuras exploraciones en busca de hidrocarburos en las cuencas costa afuera de la República Argentina”, dice la resolución de Energía y Minería.

El área del permiso de reconocimiento excluye las superficies correspondientes a: la concesión de explotación otorgada sobre el Área I de la Cuenca Austral en 1994; las concesiones de explotación otorgadas sobre los lotes Carina Sudeste en 2013; y Tauro-Sirius, también en 2013.

Dentro de los 90 días siguientes al vencimiento del permiso la empresa deberá presentar los datos primarios y un informe completo, relativo a los trabajos emprendidos y actividades desarrolladas, ante la Subsecretaría de Exploración y Producción, de la Secretaría de Recursos Hidrocaburíferos.

La resolución aclara que la actividad no generará derecho alguno a favor de Searcher, en lo que respecta a eventuales permisos de exploración o concesión de explotación de hidrocarburos.

Por otra parte, el permiso otorgado caducará en 120 días si la compañía no acredita haber constituido una sucursal en el país.

“La extensa experiencia de Seismic Searcher en la gestión de la adquisición sísmica y el procesamiento en una variedad de configuraciones geológicas nos convierte en el proveedor de datos de elección para algunas de las mayores empresas de petróleo y gas en el mundo”, dice la firma en su sitio de Internet.

Añade que su especialidad es “proporcionar datos sísmicos no exclusivos y de vanguardia, que ayuden a las compañías de petróleo y gas a valorizar sus carteras de exploración de una manera rentable”.

Fuente Revista Petroquimica