Neuquén (EP) 23 de Mayo. – La información fue aportada por el Ministerio de Energía en relación al primer trimestre del año anterior.

La actividad petrolera en las cuatro cuencas hidrocarburíferas del país registró una caída del 19% en el primer trimestre del año respecto del mismo período del 2016, lo que golpea principalmente a la economía y los empleos en la Patagonia. Según los datos aportados por el Ministerio de Energía, en Neuquén la caída fue mayor y representó el 24 por ciento.

La producción de gas -un área al que viene apostando el Gobierno con anuncios de inversiones hacia el futuro- se contrajo 1 por ciento en el primer trimestre y la de petróleo mostró un retroceso del 7 por ciento.

Las refinerías que convierten el crudo en combustibles como naftas y gasoil para luego distribuirlos a las estaciones de servicios produjeron un 4 por ciento menos en el primer trimestre, respecto de igual período del año pasado.

De la información publicada por el Ministerio de Energía y Minería, se desprende que hubo una caída del 19% en la cantidad de pozos terminados en el primer trimestre, reportó el Centro de Estudios de Servicios Públicos y Privados (CESPUP).

En cada cuenca se observaron comportamientos disímiles dado que mientras en la Cuenca Austral se terminaron cinco pozos (en el mismo período del año pasado no se había registrado ninguno), en la Cuenca Cuyana se incrementó el 50% la cantidad de pozos.

La contracara de este repunte se da en las principales cuencas productivas, dado que en la Neuquina cayó un 24% y el Golfo de San Jorge retrocedió un 18%, valores que se encuentran también muy por debajo de los registrados en el 2015 para este período.

En la Cuenca Noroeste se registraron cuatro terminaciones de pozos entre abril y diciembre del 2016: uno en Formosa y tres en Salta.

Esta menor actividad en el “upstream” se refleja en sendas caídas de la producción durante el primer trimestre del año dado que mientras la producción de gas natural cayó un 1%, la de petróleo disminuyó un 7%.

Cuando se analiza el comportamiento por cuenca se ve que la Cuenca Neuquina, cuya producción alcanza a casi los dos tercios del total del país, es la única que registra un crecimiento de la cantidad de gas.

Es de esperar un incremento en los próximos meses, como resultado del plan de estímulo para el gas no convencional, creado por Resolución MEyM 46/2017 en marzo, con la asignación de mayores precios.

El resto de las cuencas presentan resultados negativos con caídas que van desde el -9% en la Cuenca Noroeste hasta un -5% en la Cuenca del Golfo de San Jorge.

Por su parte la cuenca Austral sostiene su producción de gas gracias a la entrada en producción de los pozos offshore del consorcio de Total, PAE y Wintershall, informó la consultora.

La caída de la actividad repercute sobre todo en la producción de crudo: las dos principales cuencas que representan cerca del 90% de la producción, Golfo de San Jorge y Cuenca Neuquina, caen un 7% anual en el trimestre.

Fuente El Patagonico