Chubut (EP) 28 de Abril. – En medio de las negociaciones por la adenda al convenio colectivo de trabajo para los petroleros en Chubut que mejore la productividad, en la misma línea que la ya firmada para Vaca Muerta principalmente en Neuquén, EconoJournal habló con José Lludgar, titular del Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Patagonia Austral. El sindicalista abrió un signo de interrogación con respecto a la duración del acuerdo. “No será para siempre”, sostuvo. La firma se haría el próximo 2 de mayo en Buenos Aires.

“Venimos dialogando, pero necesitamos discutir algo que sea cumpible”, dijo Lludgar cuando EconoJournal le preguntó si estaban en condiciones de firmar la nueva adenda. “Nosotros no podemos ir a firmar un papel a ojos cerrados que después no vamos a poder cumplir”, agregó.

La semana pasada hubo una reunión donde participaron el gobierno nacional, el de Chubut, a cargo de Mario Das Neves, las empresas y los sindicatos. Si bien se viene avanzando sobre cada ítem de la adenda desde hace bastante tiempo, aún no se firmó nada concreto.

El sector petrolero, sobre todo el convencional, está atravesando una crítica situación en la actividad, que produjo la suspensión y despidos de alrededor de 1.500 trabajadores, producto de la caída en el precio del crudo a nivel internacional.

Los puntos donde está trabada la negociación tienen que ver con la jornada laboral y con las “horas taxis” (cuando el trabajador permanece disponible prestando funciones en los yacimientos pero no realiza tareas).

“Una jornada por ley es de 12 horas de trabajo como máximo. Nosotros no podemos ir en contra de la ley, por eso creo que acá en este punto hay una situación de fondo donde, más allá que por derecha o por izquierda se acuerde, los petroleros se van a enojar con el acuerdo, se van a enojar con todos”, dijo Lludgar.

Además, expresó: “Nosotros entendemos que esos dos o tres días que el trabajador tiene que permanecer en el lugar de trabajo tienen que tener una retribución. Si no se les va a retribuir, entonces que los bajen. En las ‘horas taxis’ en realidad el trabajador está disponible. No es que se va a descansar a un lugar adecuado. Está durmiendo arriba de un camión, esperando a culminar la operación”.

Lludgar dijo que “el resto de los puntos están acordados. Nosotros venimos trabajando con viento, agua, lluvia o nieve. Pero no podemos firmar un papelón que después no se pueda aplicar, como sucede en Neuquén”.

El dirigente de los trabajadores jerárquicos reveló que “cuando uno firma algo por fuera del convenio colectivo de trabajo lo hace por un tiempo determinado porque está en una situación especial, como sucede ahora con la baja de la actividad. Entendemos que esta adenda es una situación solamente por una etapa, no para siempre”.

“Lo que firmemos tiene que servirle a los dos sectores (empresas y sindicatos) para superar la crisis del momento, que es crítica”, agregó.

Hoy se reunirán en Buenos Aires los sindicatos de Lludgar y el de los petroleros de Jorge Ávila con la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

La próxima reunión de la “Mesa de Chubut”, donde participan el ejecutivo nacional, el gobierno de Chubut, las empresas (YPF, PAE, Tecpetrol, entre otras) y los sindicatos, será el 2 de mayo en Buenos Aires.

 

Fuente Econojournal