Chubut (EPatagonicas) 25 de Oct. – El secretario general de Petroleros Chubut, Jorge Ávila, confirmó que el gremio ya ha comunicado a las cámaras empresarias que reclamará un bono de fin de año y aunque se negó a dar cifras, trascendió que el monto solicitado sería del orden de los 15.000 pesos.

Ávila ratificó que el sindicato reclamará un bono de fin de año, aunque evitó avanzar en precisiones sobre el monto del mismo. En ese marco, cuestionó a sus pares de Neuquén, donde se acordó un monto adicional de 5.000 pesos: “ellos habían acordado una suma fija de 15.000 en junio, cuando nosotros firmamos por 20.000; lo que hicieron ahora es reconocerles la diferencia que son esos 5.000, pero no son el pago de un bono, sino que recién ahora están consiguiendo lo mismo que nosotros”.

Por otro lado, trascendió que el reclamo gremial desde Chubut por el bono de fin de año sería del orden de los 15.000 pesos, algo que el dirigente no quiso confirmar ni tampoco negar.

El dirigente explicó que la autorización de la ANSES es un trámite que estaba pendiente y que debieron esperarse 10 años por la cláusula que firmó la conducción de Mario Mansilla al momento de separarse de la Federación, en el año 2006, cuando el gremio se comprometió a mantener el vínculo con la obra social nacional.

“Había que esperar un plazo legal y al cumplirse los 10 años, hoy pudimos saber que ya se publica en el Boletín Oficial la resolución 399, para que a partir del 1 de noviembre todos los aportes de los trabajadores dejen de ir a la Federación y se puedan administrar en nuestra propia obra social –ponderó-. Este es un gran logro”.

En otro orden, cuestionó los acuerdos de Neuquén en el marco del llamado pacto federal, en el que a cambio de promover la explotación de recursos no convencionales se avanza en un sistema de trabajo menos estable: “no sólo se eliminan beneficios del convenio, sino que se crea la libreta de fondo de desempleo, que es algo para poder desvincular a los trabajadores cada vez que las empresas necesiten.

Esto es lo que hubiéramos querido discutir en campaña, pero la mediocridad de nuestros rivales nos ha llevado a una campaña casi de chimentos”, cuestionó, en el marco de la disputa interna que se definirá el próximo 4 de noviembre.