Santa Cruz (EPatagonicas) 02 de Junio. – Un trabajador de “San Antonio Internacional” había sido despedido sin causa alguna, motivo que despertó la intervención de la comisión del sindicato para re-stablecer el afiliado nuevamente en sus funciones laborales. El secretario general Claudio Vidal viajó a la ciudad de Río Gallegos para intervenir en la secretaría de trabajo a fin que la empresa reconozca el error y devuelva el lugar al afiliado.

Claudio Ojeda hace un tiempo atrás sufrió un accidente de trabajo en su jornada laboral que afectó seriamente a su columna vertebral y que luego de recuperación, estuvo realizando tareas adecuadas. Desde hace cinco años el operario de la empresa San Antonio Internacional con sede en la ciudad de Río Gallegos, se encuentra en esta situación, que lamentablemente se vio embestida ante la presencia de un “aviso de despido” que llegara a su persona, donde se le indicaba que dejaba de pertenecer a la compañía sin explicar el causal.

Sin motivo alguno para dejarlo sin su sustento, pero con la cobertura legal por su caso de enfermedad, el delegado del sector se comunicó con el secretario general, Claudio Vidal, para informar de la situación a fin de reclamar para que el operario se reintegre nuevamente a sus funciones ante este atropello patronal.

Al respecto, el responsable del sindicato, viajó rápidamente a la capital provincial para intervenir en el caso con el objetivo de restituir nuevamente a Ojeda a su lugar de trabajo. Mediante las presentaciones correspondientes en la secretaría de trabajo, finalmente las partes arribaron a un acuerdo para devolver al afiliado, su lugar original y para que la empresa reconozca la equivocación que de ahora en más, pasará a ser una anécdota más.

En este sentido, Ariel Vargas, el delegado, indicó que la decisión de la empresa tomó con mucha “sorpresa y desagrado” que un compañero fuera despedido sin motivo alguno y además sin contemplar su enfermedad que conlleva un esfuerzo extremo para realizar las tareas asignadas, luego de su accidente laboral que perjudicó seriamente a la salud de este trabajador y que puso en riesgo el sustento de su familia.

Por su parte Claudio Ojeda, luego de conocer la decisión, agradeció públicamente a la figura de Claudio Vidal por sus gestiones realizadas y por defender nuestros derechos que son genuinos, al igual que el resto de sus compañeros de trabajo por la preocupación demostrada en todo este tiempo.