Chubut (EP) 24 de Feb. –  El secretario adjunto del sindicato Petrolero Chubut detalló esta mañana la situación de quebranto de muchas contratistas de YPF pone en riesgo la garantía para el pago de sueldos del mes de febrero, al tiempo que remarcó que las gestiones que se hacen en el Ministerio de Trabajo apuntan a la reactivación de equipos, para lo que se reclaman señales concretas del gobierno nacional: un precio diferenciado de gas y petróleo, al igual que se hizo con la cuenca Neuquina, para posibilitar la mayor demanda de petróleo Escalante. Advirtió que el personal sobrante sigue superando los 1.400 trabajadores, en base a lo informado por las operadoras.

El crítico panorama se ve reflejado en casos como el de SP, que de 26 equipos que llegó a tener en actividad hoy tiene sólo 7, mientras que la dotación de personal que superaba los 1.000 operarios hoy es de 526 trabajadores, de los cuales 254 (110 convencionales de Chubut y otros 144 jerárquicos) recibieron telegramas de suspensión sin goce de haberes por un mes.

Gómez reiteró que el sindicato ha rechazado esa medida y que comenzará a discutirse en una audiencia el próximo 1 de marzo, apuntando a que la operadora YPF reconozca el pago de los salarios, en base a la aplicación del artículo 30 de la ley de Contrato de Trabajo.

En diálogo con el programa “Blanco y Negro” de Radio Del Mar, esta mañana, el dirigente petrolero y diputado provincial precisó que hasta ahora se han jubilado 300 trabajadores, pero las operadoras les han informado que hay más de 1.400 operarios sobrantes. “Lo que reflejan los telegramas de suspensión son las situaciones de quebranto de muchas empresas y el riesgo de despidos, sin la garantía del cobro de indemnizaciones al 100%, salvo que se plantee el conflicto para obligar a la operadora a que garantice esas indemnizaciones”.

También detalló que los programas de retiro voluntario no tuvieron participación del sindicato, pero indicó que los trabajadores de SP “cometieron el error de aceptar los retiros cuando ya la empresa estaba en concurso de acreedores”.

Para evitar que la crisis se siga agravando, Gómez apuntó que se necesitan señales claras del gobierno nacional, del mismo modo que las dio para la cuenca Neuquina para reactivar Vaca Muerta: un precio diferencial para el gas, un precio diferenciado para el petróleo Escalante y la garantía de que las refinadoras terminarán de ampliar sus instalaciones para demandar una mayor cantidad del petróleo que se produce en esta región. Vale recordar que hoy el precio interno fijado para el Escalante es inferior al que rige en el mercado internacional.

Paralelamente, añadió que se deben restablecer los reembolsos a la exportación por puertos patagónicos, que todavía no ha sido tratado por el Congreso de la Nación.

También ponderó que el último miércoles se obtuvo el compromiso para que la petrolera de bandera reactive los equipos de perforación que había “bajado”, a partir del plan vacacional iniciado en diciembre.

Fuente ADN Sur