Santa Cruz (EPatagonicas) 21 de Octubre. – El vicepresidente de Recursos Humanos de Sinopec Argentina, Bernardo Frau, manifestó que; Argentina debe seguir por el camino del autoabastecimiento, al ser consultado sobre su mirada respecto a las elecciones 2015. “No tememos que si gana un candidato u otro esto será un paraíso o un infierno, entendemos que habrá continuidad a la política energética” manifestó. Sobre el conflicto con Huinoil expresó que no hay despidos y que continúan las negociaciones para llegar a un acuerdo, y que no hay respaldo gremial a la manifestación en LH 3.

El vicepresidente de Recursos Humanos de Sinopec Argentina, Bernardo Frau, señaló en una entrevista que aún continúan las negociaciones ante el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz por el conflicto suscitado en la contratista de aquella operadora, Huinoil.

Señaló que hubo despidos que se retrotrajeron y remarcó la necesidad de que los manifestantes que se encuentran en LH 3 vuelvan a ocupar sus puestos de trabajo y abandonen el reclamo. Más adelante, indicó que se trata de demandas que no se encuentran contempladas en el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) del sector.

En otro orden evaluó que hay optimismo para que en el 2016 el precio internacional del crudo repunte y ello traiga nuevos aires a la actividad ante la crisis actual.

Sobre las elecciones generales del 25 de octubre, sostuvo que Argentina debe seguir trabajando para lograr el autoabastecimiento energético y valoró la decisión del Gobierno Nacional de sostener el precio interno del barril.

Conflicto Huinoil

Frau en primer lugar explicó que el conflicto “se originó con el personal de una contratista de Sinopec (Huinoil) hace ya un mes, un reclamo que tenía poco sustento y el propio gremio lo desechó. En caso de haber existido una falta al Convenio Colectivo de Trabajo se hubiera puesto al frente, pero quienes reclaman se quedaron sin el apoyo del gremio”.

Señaló que la Secretaría de Trabajo dictó una conciliación obligatoria que no respetaron los trabajadores, “finalizado este proceso hubo despidos, pero la autoridad laboral ordenó retrotraerlos” explicó Frau, señalando que Huinoil acató dicha orden pero “los trabajadores no volvieron a sus puestos de trabajo y procuramos que se presenten a prestar servicios”, aclaró.

Más adelante, el vicepresidente de Recursos Humanos de Sinopec dio a conocer que durante el pasado fin de semana en el reclamo de LH 3 “cortaron la energía y lo que hicimos fue recurrir a las autoridades nacionales y provinciales, de esta manera contamos con la protección de Gendarmería” expresó Frau, y aclaró que el pedido no fue para un desalojo, pero sí para vigilar las instalaciones ante el reclamo de trece petroleros.

“Trabajaron correctamente y permitieron a nuestro personal retomar la energía que se necesita para activar la actividad y ya se trabaja de forma normal en cuanto a la producción” señaló el dirigente de Sinopec, indicando que la producción se vio afectada en LH 3.

Más adelante, sostuvo que “el conflicto no está solucionado porque se encuentran apostados al ingreso de LH 3. Estamos dispuestos a negociar este reclamo, hay una buena actitud desde la Secretaría de Trabajo que dialoga permanentemente con el gremio, y lo primero que debe ocurrir es que vuelvan a trabajar. Es un reclamo de los delegados, no es un reclamo sindical” evaluó, y sostuvo que los asalariados “pretenden tener un mes de vacaciones pagas y que se les abonen los días caídos”, señaló.

Asimismo aclaró que Sinopec no paralizó la producción como había trascendido. “Ni hay despidos, ni nosotros paramos la producción, y esta es la verdad que la gente debe saber”.

En cuanto a la crisis internacional del precio del crudo, el directivo sostuvo que se trata de “un año difícil, muy duro a nivel internacional. Es justo reconocer que el Gobierno Nacional ha mantenido un precio del barril local que hoy es más alto que el internacional, caso contrario tendríamos una industria desprotegida y el impacto hubiera sido peor”.

No obstante, aclaró que se encuentran “complicados por los costos que enfrentamos, estamos haciendo un gran esfuerzo para mejorar y hacer más eficiente la producción” durante el 2015 que ya ha dejado a trabajadores en la calle en diferentes regiones del país y del mundo ante la baja de la actividad.

Pero a pesar de la fragilidad que hoy enfrenta la actividad hidrocarburífera “somos optimistas y consideramos bajo datos reales que el 2016 será mejor”, cerró.