Chubut (EPatagonicas) 23 de Junio. – La merma en la actividad en los yacimientos de Tecpetrol es la situación que más preocupa al gremio petrolero en Chubut.

Los petroleros están en Buenos Aires para negociar la pauta salarial de este año, suspendida por la crisis del sector a cambio de una prórroga en la suma-puente hasta junio (este mes se paga la última de 6.000 pesos y el plus de aguinaldo). Ayer hubo una jornada intensa de reuniones, una de ellas con el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Todos los sindicatos están en alerta. Los petroleros de Chubut miran con atención a Tecpetrol, que analiza la baja de un equipo de perforación, además de amenazar con despidos en los últimos meses. Una realidad contradictoria, dado que desinvierte en el Golfo San Jorge pero invierte en activos en Neuquén para sumarse al boom de Vaca Muerta.

Para los petroleros que comanda Jorge “Loma” Ávila, la condición es que si hay suspensión de la operación en un equipo Tecpetrol tiene que comprometerse a sostener los empleados y sus sueldos al 100% hasta que se reactive la actividad en función de los precios internacionales del crudo.

Esta sería la nueva versión de la Resolución 312, aquella por la que los petroleros cesanteados por la baja de actividad cobraban por estar en sus casas una parte del sueldo hasta que la situación mejoró y fueron reubicados. En esta oportunidad, el gremio chubutense pide el 100% del sueldo.