Buenos Aires (EPatagonicas) 08 de Octubre. – La multinacional francesa Total perforará en 2016 un pozo exploratorio junto con la norteamericana ExxonMobil, la mayor petrolera privada del planeta, en la plataforma continental de Uruguay, según confirmó la semana pasada José Coya, presidente de Ancap, la compañía estatal de ese país.

Sin embargo, las compañías evalúan también la posibilidad de encarar en conjunto la búsqueda de hidrocarburos en el offshore argentino, según indicó a El Inversor Online un alto directivo del sector. “La frontera geológica entre ambos países es bastante difusa, por lo que si analizamos algún prospecto en Uruguay probablemente terminemos haciendo algo del lado argentino”, agregó.

Total es la petrolera con mayor expertise en la explotación de yacimientos hidrocarburíferos del sur del océano Atlántico. Opera los campos Carina-Aries, el mayor complejo offshore de la Argentina, que produce más de 18 millones de metros cúbicos de gas por día (MMm3/d). También en la cuenca Austral, en las aguas de Tierra del Fuego, está invirtiendo cerca de US$ 1000 millones para poner en producción el área Vega Pléyade, otro importante proyecto gasífero en el Mar Argentino.

La posibilidad de avanzar con la exploración del offshore argentino –una de las cuentas pendientes del sector desde hace por lo menos 10 años- dependerá, a su vez, de la voluntad del próximo gobierno de dinamizar la inversión petrolera en la plataforma continental. Desde 2004, año de creación de Enarsa, los derechos para explorar y explotar los recursos marítimos estuvieron en cabeza de la empresa estatal de energía. Pero la Ley de Hidrocarburos 27.007, sancionada en octubre del año pasado, terminó con ese privilegio y transfirió las áreas offshore bajo la órbita de la Secretaría de Energía.

La cartera que dirige Mariana Matranga apuntaba el año pasado a vehiculizar la realización de una campaña de prospección sísmica 3D en algunas zonas de la plataforma continental con vistas a evaluar el potencial de los campos y eventualmente realizar una licitación de áreas exploratorias. Sin embargo, el derrumbe del precio internacional del petróleo, que complejiza la atracción de capitales de alto riesgo, difirió en el tiempo el inicio de ese proyecto. Con todo, en el área energética están dispuestos a dar luz verde a aquellos proyectos de iniciativa privada que se presenten. Al margen de la alternativa que baraja el tándem Total-ExxonMobil, también YPF está analizando un porfolio de campos offshore.