Mendoza (EP) 17 de Sept. – Las promesas de lo que podría ser el mayor desarrollo petrolero de la provincia comienzan de a poco a hacerse realidad. En Malargüe, ya hay inversiones privadas en la zona de Vaca Muerta que han generado puestos de trabajo. Sin embargo, tanto sindicalistas como ediles reclaman mayor compromiso y participación del Gobierno en bregar para que los trabajadores que se contraten en un futuro próximo sean mano de obra local.

El ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, dijo a Diario UNO que la provincia ha logrado revertir la caída de la extracción del petróleo no convencional y confirmó que en sólo una prueba en Vaca Muerta en Malargüe se están invirtiendo U$S73 millones (lo que equivale a más de $2.900 millones). En ese desarrollo trabajan 52 pymes que han generado más de 200 puestos de trabajo.

“Por los datos que empiezan a dar los estudios preliminares puede llegar a ser una zona de desarrollo tan fuerte como las que se han dado en Neuquén para que en los próximos años tengamos inversiones superiores a los mil millones de dólares. Hay una gran expectativa para generar empleo de calidad dentro del marco de que somos la primera provincia que tiene un decreto de control ambiental más exigente que cualquiera de las demás jurisdicciones del país”, explicó el funcionario.

Kerchner también destacó que si bien en comparación con Neuquén en Mendoza están las mismas condiciones, el clima de negocios de nuestra provincia hace que sea más tentador para los empresarios llegar a Malargüe en lugar de ir a Neuquén.

Impacto en los servicios

Gustavo Miras, secretario de la Cámara de Comercio de Malargüe, dijo que el desarrollo que hay hasta el momento es positivo aunque sostuvo que los vecinos necesitan trabajar y que exigen la contratación de mano de obra pero que “como todo desarrollo lleva su tiempo”.

“Hemos visto un efecto de las inversiones en el desarrollo de actividades de manera indirecta como la hotelería, la gastronomía, y por ende los supermercados. Se ha contratado personal en el rubro gastronómico. Hay un desarrollo, el movimiento está y este es el comienzo recién. Aún falta mucho más”, comentó.

Agregó que en Malargüe ya han llegado muchos ingenieros y empresas importantes como la petrolera El Trébol. “Todo esto se ve reflejado en alojamientos, oficinas, personal para la gastronomía. Entonces el efecto inmediato es positivo dadas estas circunstancias. También tenemos que tener en cuenta que va a traer mayores regalías a Malargüe y si son distribuidas en obra pública, va a generar mano de obra”, agregó.

“Nosotros recién hemos recibido las primeras inversiones, tenemos que darle tiempo, pero a la gente que está sin trabajar no le sirve. Hay que ser previsores en las capacitaciones. Con respecto a lo que es alojamiento, hay infraestructura, pero si el desarrollo es el esperado vamos a tener que tener más servicios, donde también se va a desarrollar a la ciudad, pero repito, todo va a ser lento”, opinó.

Gentileza Trabajo Mendocino