Neuquén (EPatagonicas) 01 de Noviembre. – Desde Vialidad Provincial, se inició un plan de obras para mejorar el estado de las rutas que componen el corredor petrolero entre Neuquén y Añelo, sobre todo en las rutas provinciales 7 y 51. El tramo con mayores complicaciones tiene una extensión de 36 kilómetros. Circulan por el corredor unos 3000 camiones diarios.

La Dirección de Vialidad Provincial inició un plan de obras para mejorar el estado de las rutas que componen el corredor petrolero entre Neuquén y la localidad de Añelo. Los trabajos se acentuarán entre las rutas provinciales 7 y 51 donde se concentra el mayor número de vehículos vinculados a la actividad.

Desde la puesta en marcha de la explotación no convencional de hidrocarburos en Vaca Muerta, el tránsito de camiones y transportes de personas se incrementó de manera significativa con un promedio de 3.000 camiones diarios por todo el corredor.

Según informaron desde el organismo la Ruta 7, en el trayecto comprendido entre el límite con Río Negro y Añelo, presenta en distintos sectores y de manera no uniforme, desprendimientos de bordes de calzada y envejecimiento de la carpeta asfáltica, que incluye deformaciones o «ahuellamiento» de la calzada y desnivelación de banquinas.

El tramo tiene una longitud de 62 kilómetros y las áreas a intervenir, divididas en tres secciones, suman 36 kilómetros. El objetivo de los trabajos será mejorar tanto las condiciones de transitabilidad como los niveles de seguridad vial. Las tareas consisten en la colocación de una base anticongelante y carpeta asfáltica de seis centímetros de espesor sobre la estructura existente.

En los próximos 45 días, se comenzarán a ejecutar tareas de sellado con asfalto y arena en los sectores donde se presentan fisuras del pavimento y se colocará una capa de carpeta asfáltica en caliente en los lugares específicos donde se presentan deformaciones transversales.