Estados Unidos (EPatagonicas) 04 de Abril. – El crudo WTI opera en torno a los u$s 36 el barril en el Nymex. En Londres, el Brent se mueve aún por encima de los u$s 38.

El precio del petróleo retrocede en los mercados internacionales, debido a que los inversores abandonaron algunas de sus apuestas optimistas sobre otra alza de precios y las posibilidades de que importantes exportadores acuerden contener la sobreproducción parecen disiparse.

En los Estados Unidos, el contrato de crudo WTI se hunde 2,91 por ciento y se comercializa a 35,72 dólares el barril de 159 litros en el Nymex.

En Londres, los contratos para el Brent, de referencia en Europa, desciende 2,48%, hasta los u$s 37,71 el barril.

“Irán seguirá aumentado la producción y las exportaciones de crudo hasta que alcance la posición de mercado de la que gozaba antes de que se le impusieran sanciones internacionales por su programa nuclear”, remarcó el ministro del Petróleo, Bijan Zanganeh, citado por la agencia de noticias semioficial Mehr.

Arabia Saudita, que lideró una propuesta inicial en febrero para que los productores limitaran la producción, dijo la semana pasada que no se unirá a esfuerzo alguno para ellos, a menos que Irán también participe, mientras que Rusia informó que alcanzó su mayor nivel de producción en 30 años.

Eso proyectó dudas sobre la capacidad de los mayores exportadores de crudo del mundo para alcanzar un acuerdo cuando se reúnan en Doha este mes para discutir cómo alinear mejor la oferta y la demanda global.

Los precios del petróleo cayeron más de 65% desde mediados de 2014, cuando la creciente producción de esquisto en los Estados Unidos y la oferta desde dentro y fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) crearon uno de los mayores superávits de crudo de tiempos modernos.

La producción de petróleo en los Estados Unidos está resultando más resistente a los precios bajos de lo que muchos esperaban, pese a grandes reducciones en actividades de perforación en busca de nuevas reservas, así como de un aumento en las bancarrotas de empresas petroleras.