Neuquén (EP), 21 de enero 2022. La petrolera de bandera nacional le compró en 2019 el área a Ieasa con el desembolso de 95,5 millones de dólares. El bloque tiene potencia en petróleo y gas, detectado en cuatro formaciones incluidas Vaca Muerta.

En diciembre pasado, entraron en producción los primeros dos pozos de YPF en Aguada del Chañar, en lo que será una campaña de 18 pozos con objetivos en Vaca Muerta.

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales informó que la empresa viene cumpliendo el plan previsto en esa área, que la petrolera de bandera nacional le compró a Integración Energética (Ieasa), que era requerida por varias compañías.

El pozo Adch 1001 tiene un largo de rama horizontal de 2448 m y 38 etapas de fractura, en tanto que el Adch 1002 posee  una rama lateral de 2434 metros y 38 etapas de fractura. “Estos pozos acumularon, en el mes de diciembre de 2021, una producción total de 830 y 859 barriles por día respectivamente”, remarcó el ministerio conducido por Alejandro Monteiro.

Yacimientos petrolíferos fiscales se comprometió a hacer una inversión de equivalente a 10 millones de dólares para cumplir, antes de octubre de 2020, un compromiso con la provincia de Neuquén. Obviamente, a razón de la pandemia todo quedó en espera y se fue reprogramando. Más allá de esta situación, la compañía logró su objetivo de iniciar el desarrollo del Aguada del Chañar.

La concesión abarca dos yacimientos, Loma Colorada (Gas) y Bosque Chañar (Petróleo), y se ha documentado la existencia de hidrocarburos en cuatro formaciones, entre ellas Vaca Muerta.

YPF compró el bloque con instalaciones de superficie como una planta de tratamiento de gas, un gasoducto de 42 kilómetros que la conecta con las instalaciones de YPF en Loma Campana; además de una batería que incluye tres tanques de almacenaje de petróleo de 160 m3 cada uno.

Fotografía Mas Energia – lmneuquen.com