Santa Cruz (EPatagonicas) 27 de Noviembre. – Eric Kelly, profesor de Planificación Urbana de la Universidad de Ball State de Estados Unidos, Silvina Oberti, directora ejecutiva de la Fundación YPF, y Analía García, líder de proyectos de la Fundación, presentaron en la Universidad de San Andrés los detalles de los Planes de Acción de Desarrollo Urbano puestos en marcha en ciudades de rápido crecimiento como Añelo, en Neuquén, y Las Heras, en Santa Cruz, ambas ubicadas cerca de importantes yacimientos de hidrocarburos de la compañía.

“Es crítico abordar estas cuestiones del crecimiento, construir comunidades y reducir la conflictividad de los nuevos habitantes con los históricos residentes”, explicó Kelly.

El encuentro, que se realizó en el auditorio de la Sede Capital de San Andrés, fue organizado por la Cátedra Estados Unidos de la Universidad y coordinado por su directora, Eugenia Mitchelstein.

Kelly sostuvo que la situación de las ciudades emergentes vecinas a grandes emprendimientos petroleros, gasíferos y/o mineros “son similares” en varias partes del mundo, y entre los desafíos se encuentran garantizar alojamiento, infraestructura, servicios públicos y calidad de vida para sus habitantes.

“Los pequeños pueblos mineros no se preocupaban tanto por esta situación, pero cuando los habitantes se multiplican por miles el problema es mayor”, dijo Kelly, que creció en una “ciudad minera” del estado de Colorado.

Los planes de acción para el desarrollo sostenible de Añelo y Las Heras fueron elaborados durante 2014 por la Fundación YPF en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Los programas estratégicos son el resultado de la generación de consensos con todos los actores (autoridades, instituciones locales y académicas, comerciantes locales, ciudadanos) y del trabajo articulado de expertos en medio ambiente, urbanismo, recursos hídricos, salud, educación, entre otras áreas.

“Tomamos el desafío de enfocarnos en un proyecto integral que pensara de modo consensuado con todos los actores las condiciones socio-territoriales de las ciudades, con el propósito de que el impulso de la actividad hidrocarburífera no sea sólo un momento de prosperidad sino un proyecto sostenible en el tiempo e inclusivo para habitantes actuales y futuros” comentó Oberti.

La extensión de la red de energía eléctrica, gas natural, agua potable y desagüe cloacal, el tratamiento de los residuos, la construcción de escuelas, centros de salud, viviendas, plazas y espacios para la recreación para la población fueron algunos de los proyectos encarados por la Fundación e YPF junto a las autoridades locales, en la neuquina Añelo, vecina al yacimiento de Vaca Muerta, y Las Heras, establecida a pocos kilómetros de las plantas de extracción de petróleo en Santa Cruz.

La implementación de todos los programas llevados a la práctica hasta el momento y los diseñados a futuro surgieron con el aval de encuestas de opinión en las poblaciones. “Si bien lleva más tiempo, fortalecer el tejido social es clave en este proceso”, expresó García.