San Juan (EP) 3 de Sept. – Por segundo año consecutivo, y tras obtener resultados cada vez más satisfactorios, Minera Andina del Sol renovará el convenio multilateral que promueve el desarrollo agrícola para Iglesia y Jáchal como una pieza clave dentro de la cadena de valor minera. Esto constituye el objetivo central del trabajo que la compañía viene impulsando en las comunidades de influencia de su emprendimiento minero Veladero. Es precisamente en los comedores de la mina, donde se alimentan unos 3.500 trabajadores, adonde llega gran parte de las hortalizas que se producen en esas comunidades.

Por segundo año consecutivo, y tras obtener resultados cada vez más satisfactorios, Minera Andina del Sol renovará el convenio multilateral que promueve el desarrollo agrícola para Iglesia y Jáchal como una pieza clave dentro de la cadena de valor minera. Esto constituye el objetivo central del trabajo que la compañía viene impulsando en las comunidades de influencia de su emprendimiento minero Veladero. Es precisamente en los comedores de la mina, donde se alimentan unos 3.500 trabajadores, adonde llega gran parte de las hortalizas que se producen en esas comunidades.

El lunes 3 de septiembre se firmará la segunda acta complementaria del denominado “Convenio multilateral para el desarrollo de capacidades locales en la cadena de valor minera” que, en esta ocasión, establece los lineamientos para la temporada de siembra y cosecha 2018-2019. Este convenio se sostiene gracias al trabajo asociado de empresas, cooperativas e instituciones de gobierno entre las que se cuentan a Minera Andina del Sol; la firma Aramark; los municipios de Jáchal e Iglesia; la Mesa de Gestión Semillera de Jáchal y sus cooperativas; la Mesa de Gestión Agrícola Iglesiana y sus cooperativas; el Ministerio de Minería, el Ministerio de Educación y el Ministerio de la Producción.

Lo novedoso de esta nueva temporada es que se incorpora el sector educativo, ya que desde el Ministerio de Educación coordinarán las prácticas profesionalizantes de los alumnos de escuelas agrotécnicas de ambos departamentos. Los alumnos de la Escuela Cornelio Saavedra  en Iglesia y Manuel Belgrano  en Jáchal se encargarán de una parte del embalaje y empaque de la producción. “Lo que buscamos a través de este tipo de programas es la sostenibilidad a largo plazo para los distintos sectores productivos”, señaló Soledad Echagüe, Gerente de Relaciones Comunitarias de Minera Andina del Sol. “La meta es mejorar la rentabilidad de los pequeños agricultores sanjuaninos, contribuir a la competitividad y a la eficiencia del sector productivo primario y a acortar la cadena de comercialización entre productores y consumidores”.

Daniel Ruarte, Supervisor de Relaciones Comunitarias, señaló que “esto es un voto de confianza en los productores y una oportunidad única para demostrar que en Iglesia y Jáchal pueden cultivarse hortalizas que no son las tradicionales”. Durante la campaña 2017-2018 cuando se obtuvieron en Iglesia 24 hectáreas de zapallo anco que totalizaron 115.791 kilos entregados en 5 cargas a Aramark.

En Jáchal, en tanto, se consiguieron 17,2 hectáreas de cebolla, 4 hectáreas de tomate, 1 hectárea y media de berenjena y 1 hectárea y media de pimiento. En total fueron 137.181 kilos de hortalizas entregados en 6 cargas a Aramark. Para esta temporada 2018-2019, el aporte que realizará Minera Andina del Sol para el trabajo de las cooperativas serán los insumos, plantines, fletes y asesoramiento técnico para obtener: en el caso de Jáchal: 18 hectáreas de cebolla; 3 hectáreas de tomate; 1 hectárea y media de berenjena; 1 hectárea y media de pimiento. Mientras que en Iglesia: 10 hectáreas de plantines de zapallo; 3,5 hectáreas de semilla de zapallo. El Ministerio de Minería aportará agroquímicos y fertilizantes para todos los cultivos. Desde el Ministerio de la Producción, la contribución será de bolsas y cajones de cosecha. Los municipios de Jáchal e Iglesia sumarán las maquinarias y el combustible para la preparación de los suelos.

La firma Aramark se comprometerá a comprar los productos en fresco que se destinarán a Veladero y a otros comedores que la empresa tiene en el país, y además acercará a los productores otras alternativas comerciales para el excedente de la producción. A su vez, los productores se harán cargo de los costos de la mano de obra que requieran los cultivos y las cosechas.

Gentileza Diario El Zonda SJ