Santa Cruz (EP), 24 de Sept 2022. «La mitad de lo que produce el país en oro y plata es de Santa Cruz y se exporta al mundo», dijo el secretario de Minería de la Provincia.

El funcionario habló de la actividad productiva y de la principal preocupación que se genera en las comunidades cuando se habla del final de la explotación de un yacimiento.

El secretario de Minería de la provincia, Gerardo Terraz, habló de la actividad en Santa Cruz. Lo hizo en el programa Cambalache que se emite por Tiempo FM 97.5, donde se expuso la preocupación de las comunidades ante la posibilidad de que un yacimiento llegue a su fin.  Sostuvo que “como el petróleo, la minería es una actividad extractiva. Todo yacimiento tiene una vida útil que empieza con la exploración y el descubrimiento del mineral; luego entra en la etapa de producción y termina cuando no hay más para extraer. Es el caso de todos los yacimientos”. Informó que en el país existen aproximadamente 14 depósitos de oro y plata, de los cuales siete están en Santa Cruz. Esto representa el 51% de la explotación: “la mitad de lo que se produce la Argentina en oro y plata es de nuestra provincia y se exporta al mundo”.

Minera Santa Cruz en yacimiento San José cerca de Perito Moreno; Yamana Gold en Cerro Moro, cerca de Puerto Deseado; Newmont en Cerro Negro, cerca de Perito Moreno; Patagonia Gold y Triton, con minas Marta, Joaquín y Cose, cerca de Gobernador Gregores, son las principales compañías concesionarias y yacimiento en la provincia. También están instaladas en Santa Cruz, Minera Don Nicolás, en Martinetas cerca de Fitz Roy, y Cerro Vanguardia, propiedad que Anglo Gold Ashanti comparte con Fomicruz Sociedad del Estado provincial, cerca de Puerto San Julián.

“Determinar cuando se habla de un cierre definitivo es muy difícil establecer. Sólo se sabe con poco tiempo de antelación. Por ello, en forma paralela a la producción se hacen las tareas de exploración que buscan extender la vida útil de una mina. Es el caso de Triton que debería haber cerrado hace cinco o seis años, pero extendió su vida útil por uno de sus descubrimientos”.

Consideró que “cuando la empresa plantea que el mineral que aún existe en el área no es rentable, se toma la determinación de entrar en un plan de cierre de minas. Pero, esto no quiere decir que otra empresa sí lo considere rentable. Ante ello, se debe lograr, a través de un acuerdo comercial entre privados, adquirir la propiedad y alargar la vida útil de una mina. Nosotros venimos trabajando en acciones alternativas si esto no se da”, explicó.

Dijo que “AOMA, el gremio que nuclea a los trabajadores de la minería, en la figura de Javier Castro, está alineado en esta idea, al igual que todas las áreas del gobierno provincial. Sólo en el cierre social que la empresa plantea es donde no nos ponemos de acuerdo”.

“La empresa debe tener otra mirada y un mayor compromiso y responsabilidad social con la provincia. Hace mucho tiempo que trabajan acá, han gozado de la licencia social que les da el pueblo de Gobernador Gregores. En este marco hubo una reunión dura y crítica para con la empresa, donde la Ministra de Producción dejó claro el mensaje. Veremos en los días que transcurren como sigue evolucionando”.

También se refirió a la situación que se vive en Puerto Deseado, donde existen conflictos gremiales en la actividad minera. Explicó que “desde hace un tiempo a la fecha, hubo un posicionamiento del gremio de la construcción que muestra una disconformidad con un acuerdo nivel nacional entre la dirigencia de la UOCRA y AOMA sobre el encuadre de algunas actividades y lo que le corresponde a cada agremiación. AOMA se ha ajustado a derecho en lo que se estableció en ese acuerdo y dirigencia provincial de UOCRA marca la diferencia. Afortunadamente, con diálogo y conversaciones con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Producción se ha logrado un marco de paz social dentro del yacimiento, esperando que a nivel nacional se revea la situación de este acuerdo”.

“Las empresas mineras han demostrado una fuerte responsabilidad social”, dijo Terraz. “No son solo las regalías, sino también las fuentes laborales, el desarrollo de los proveedores, el crecimiento de los pueblos. Hay una clara decisión política de la Gobernadora para avanzar en Santa Cruz como una provincia pro minera y tenemos que demostrar que estamos a la altura de las circunstancias para resolver conflictos; que el inversor, cuando tenga que decidir a dónde ir, prefiera a Santa Cruz y no a otra zona del país”, indicó.

Sobre Cerro Vanguardia recordó que “inicialmente tenía una vida útil de 10 años y ya llevan más de 25 años. Por lo que consta en los informes técnicos, tiene una vida útil de por lo menos tres años más, sin contar los resultados de la exploración de zonas aledañas, donde han habido buenos resultados”.

Pese a la bondad del macizo del Deseado que alarga la vida útil de los yacimientos en producción, afirmó que “debemos ocuparnos de lo que sucederá en las comunidades cuando se terminé la extracción. Para ello, debemos analizar alternativas económicas que permitan mantener el círculo virtuoso que genera el consumo interno de la localidad. Hay que generar actividades alternativas para que el día de mañana no suframos este impacto”, finalizó.

Fuente Tiempo Sur – Once Diario

Fotografía El Ciudadano