Río Negro (EPatagonicas) 09 de Septiembre. – La Federación de Entidades de Combustibles de Buenos Aires elevó el planteo al Senado. Dicen que hay estaciones a punto del “quebranto”.

Los expendedores de combustible de la provincia de Buenos Aires impulsaron un planteo al Senado para que se derogue la ley de rebaja de los combustibles para la Patagonia, que rige desde diciembre, ante la caída de las ventas en las ciudades del sur de esa provincia.

La Federación de Entidades de Combustibles elevó el planteo un mes atrás a la vicepresidenta Gabriela Michetti y según informaron a través de su portal, la titular del Senado indicó que le daba curso al reclamo a través de la Comisión de Energía y Minería, que preside el neuquino Guillermo Pereyra.

La eliminación de los impuestos al combustible que rige en la Patagonia desde diciembre fue una larga batalla con un fuerte impulso desde las cámaras empresariales y el sector turístico de Bariloche, y la medida fue impulsada por los senadores Miguel Pichetto y Guillermo Pereyra.

La quita del Impuesto a la Transferencia de Combustibles extiende el beneficio que antes regía a partir del paralelo 42°, y alcanza a las provincias de Neuquén, Río Negro, el departamento de Malargüe (Mendoza) y el partido de Carmen de Patagones. En promedio significó una rebaja del 20% en las naftas y el 10% en el gas.

La Federación de Entidades de Combustibles en su presentación indicó que hay expendedores del sur de la provincia de Buenos Aires que “están a punto del quebranto” porque los conductores se trasladan hacia el partido de Carmen de Patagones para efectuar la carga de combustible más barata.

El presidente de la entidad, Juan Carlos Basílico, confirmó el reclamo ante “DeBariloche” aunque estaba imposibilitado de dialogar telefónicamente esta mañana.

Según difundió esa entidad bonaerense con sede en La Plata, se elaborará un proyecto con sobrada fundamentación para que se efectúan cambios en la ley que meses atrás restituyó la diferencia impositiva para los combustibles a toda la Patagonia, algo que estuvo vigente en los años ‘90. La pretensión es que se derogue la última modificación de ley de impuestos al combustible o que se amplíe el radio de cobertura.

Basícilo dijo al portal surtidores.com.ar que con la ley se ha visto “una pronunciada caída de ventas de naftas y gasoil, en particular de las cuentas correspondientes a transportistas de larga distancia, que según relevamiento llevado a cabo por nuestra entidad, en la generalidad de los casos representa pérdidas de ventas de entre el 40 y 50 por ciento de volúmenes por comparación interanual”.

Fuente: Diario Río Negro