Río Negro (EP) 28 de Feb. – Tras las más de 500 mil hectáreas afectadas durante diciembre-enero por incendios de campos, el presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Marcelo Casagrande, y su par de la Sociedad Rural de Viedma se refirieron a cómo van las asistencias y acceso a créditos de los productores afectados.

El presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Marcelo Casagrande, informó a APP que los productores que fueron perjudicados por los incendios de campos pueden acceder a créditos del Banco Nación, así como del Banco Patagonia.

Indicó que de acuerdo a los anuncios que hizo en su momento el gobernador Alberto Weretilneck en Río Colorado y el ministro de Agroindustrias, Ricardo Buryaile, hay un crédito del Banco Nación con una tasa subsidiada del 12% con 4 años de plazos y 2 de gracia, y el gobierno nacional se comprometió a subsidiar 6 de los puntos de los 18% de interés que tiene el Banco Patagonia, con lo cual quedaría también en el 12%.

Señaló que en Río Negro el perjuicio de los incendios de campos de diciembre-enero fue mayor en los departamentos Guardia Mitre, General Conesa y Río Colorado, y un poco menor en Valle Medio y Adolfo Alsina, en tanto que actualmente hay un poco más de rocío y mejores condiciones climáticas para que no haya un nuevo fenómeno de este tipo de dimensión.

Dijo a APP que hubo pérdidas de animales, si bien no fue mucha en relación a la magnitud de los siniestros, y lo que hay que reconstruir con los créditos son fundamentalmente los alambrados, corrales y alguna infraestructura similar.

Indicó que en algunos casos, para preservar la hacienda, “hubo alguna venta apresurada, pero es un cambio de manos, el stock sigue en la provincia”.

De Luis Iribarren

El presidente de la Sociedad Rural de Viedma, Luis Iribarren, informó a APP que recientemente se reunieron con el subsecretario de Ganadería provincial, Tabaré Bassi, quien confirmó que ya se homologó a nivel nacional nacional la emergencia y/o desastre agropecuario por incendio.

Indicó que se acordó que los productores afectados presenten una declaración jurada específica sobre el daño en los alambrados, cuya reposición es lo más costoso y, además, éste ha sido el principal perjuicio del fuego que se registró en miles de  hectáreas de campo.

“Se entregó una planilla a los productores para que se pueda cumplir este trámite”, consignó.

Señaló que se evaluará si desde el Ministerio se entregan varillas y alambrado, explicitando que en el Departamento Adolfo Alsina hay 25 productores afectados, algunos con más menos hectáreas en cuanto a los perjuicios.

Entre otras asistencias, informó que a los productores que tuvieron que mover hacienda “se les ha reconocido el flete” y ha habido distribución de forraje, “lo que fue bastante inmediato”.

Consideró que “en marzo o abril, una vez que pase esto, hay que ver la forma de poder combatir mejor eventuales futuros incendios”, dada la magnitud esta última temporada en la norpatagonia.

Mencionó que de los cuatro incendios en la zona, uno solo fue por los rayos, el resto se originó en una causa humana, y el que inicia un incendio “debe tener una sanción, aunque sea en general por negligencia”. Afirmó que no se puede originar un incendio, como pasó, por el basural municipal, ni prender fuego, como pasó en el IDEVI, para quemar hojas en las acequias, ya que esa limpieza debe hacerse en el invierno.

“Debe haber una legislación que establezca estas sanciones”, concluyó. (APP)

Fuente APP Noticias