Europa (EP) 24 de Julio. – Mercedes-Benz Clase E Estate es la versión “rural” de la recientemente renovada Clase E, que se presentó en el Salón de Buenos Aires y que la marca alemana ya vende en nuestro país en versión sedán; posteriormente llegará la muy atractiva coupé, aunque, no lo hará en su formato familiar (Europa es un mercado ávido de rurales mientras que Argentina, todo lo contrario, y sobre todo de segmentos altos como Clase E).

En el viejo continente, además, Mercedes-Benz ofrece la versión Clase E All Terrain, variante “off road” de la tradicional Estate. All Terrain se vende con una única motorización diesel de 194 CV (220d). Cuenta con una mayor altura (despeje) al suelo, con 29 cm adicionales, parrilla heredada de sus primos SUV, bajos de paragolpes modificados y algunos insertos estéticos, destacando las molduras sobre guardabarros, a nuestro gusto, de resultado discutible. Clase E Estate incorpora varios motores más, llegando a la extrema Mercedes-AMG E63 Estate, con el motor naftero V8 de 571 CV…

El nuevo E All Terrain 4×4² (4×4 “al cuadrado”) toma la base de la versión “normal” de All Terrain y la lleva hacia el camino iniciado por el extremo Clase G 500 4×4², salvando las distancias. El concepto de “elevar al cuadrado al 4×4” se traduce en una radicalización del concepto, un 4×4 más extremo, más capaz, más brutal.

Como dato de color, en el G500 4×4², el despeje al suelo pasa de 21 cm a 45 cm, los ángulos de ataque y salida, de 36/27 a 52/54, la capacidad de vadeo de 60 cm a 1 m, con doble amortiguador y elástico en cada rueda, poco para agregar.

Esta nueva variante de Clase E nació del Ing. Jürgen Eberle, de Mercedes-Benz y tuvo claro que no se trataba simplemente de un aumento de altura en la carrocería  (elevada en 40 cm) sino de todo un concepto de off road aumentado. Comenzando por su motor, V6 de 3.5 litros y 328 CV y tracción 4Matic, aunque, sin reductora ni bloqueo de diferencial. Sus llantas son de 31″ (sí, leíste bien, 31″) y su capacidad “fuori strada” es muy alta, claro. Sus vías se han ensanchado 21 cm y cuenta con grandes aletas a modo de pasarruedas, que permiten alojar sus gigantes neumáticos. En cuanto a sus suspensiones, toma elementos del eterno y espectacular Clase G (que se vende en Argentina).

Aunque Clase E All Terrain 4×4² nació como un ejercicio estético de su creador, a partir de la buena recepción del mercado a su concepto, podemos pensar en un probable destino de producción en serie, aunque, claro, de limitadas unidades, como un modelo “de nicho”, con toda la capacidad Off Road, toda.

Fuente Automotiva