Buenos Aires (EPatagonicas) 13 de Dic. – Símbolo del diseño despojado y practicidad total, pobres prestaciones, claro, y diversión (no al volante). Si bien dejó de venderse en 1979 en Europa (1980 en Argentina), y por lo tanto, podríamos pensar solo pueden tenerlo presente aquellos de +40/45 años, seguramente muchos más lo han visto y tienen claro de qué estamos hablando.

En esta avalancha de viejos modelos traídos desde el túnel del tiempo (Fiat 500, Mini, VW Beetle, etc.), también se viene mencionando a dos productos icónicos de Citroën: 2CV y Mehari. Y este último ya tuvo un primer guiño con el concept Cactus M que Citroën presentó hace poco y que bautizó como el “Mehari del Siglo XXI”. Pues bien, ahora sí tenemos (si bien Concept) al verdadero sucesor de aquel: e-Mehari.

Con “e” de eléctrico, el nuevo Mehari tiene varias licencias que lo relacionan con su abuelo: carrocería plástica, techo desmontable, banqueta trasera plegable, 2 puertas, diseño minimalista, interior lavable con manguera, y motor (si bien ahora eléctrico) de modestas prestaciones (50 CV). O sea, casi todo nos remonta al Mehari original, con diseño adaptado a estos modernos tiempos, 35 años después.

El motor eléctrico contará con una autonomía de 200 km y le permitirá al e-Mehari alcanzar los 100 km/h. Tras 8 horas de carga (en tomacorrientes especial) puede recuperar el 100% de su carga. Con una longitud de 3.81 m, el nuevo Mehari nuevamente se convertirá (como su abuelo) en la opción perfecta para un uso lúdico y divertido, siendo la playa uno de sus ámbitos ideales, si es que Citroën decide pasarlo a producción, lo que seguramente ocurrirá.