Río Negro (EPatagonicas) 13 de Julio. – Desde el área de Coordinación del Centro Administrativo Provincial y en conjunto con personal del SPLIF se concurrió a diferentes barrios de la ciudad con ayuda del “Plan Calor” del gobierno provincial rionegrino.

Lo propio a raíz de la intensa nevada que desde primeras horas de la mañana de hoy se abatió sobre San Carlos de Bariloche.

El operativo confluyó principalmente en los Barrios Vivero Municipal, Nahuel Hue, y Eva Perón, ubicados al sur de la ciudad.

Cabe destacar que durante el mes de junio, el Gobierno Provincial a través del Plan Calor entregó 4.400 garrafas gas en forma gratuita para los beneficiados, el programa entrega de cuatro envases por mes y entre los vecinos beneficiados se encuentran los que residen en los barrios Maitén, Pilar I y II, Malvinas, Frutillar Villa Lago Gutiérrez y San Francisco entre otros.

La tarea realizada por el personal del SPLIF, quien estuvo a cargo de la distribución de las garrafas bajo la intensa nevada, tuvo como objetivo asistir a las familias en mayor situación de vulnerabilidad, estableciendo un vínculo con los vecinos.

De esta manera, el Gobierno de Río Negro continúa llegando con su asistencia a los vecinos que no tienen gas natural en sus hogares.

Mientras tanto, continúa la ayuda a los vecinos sin gas natural en toda la Zona Andina y Región Sur a través del Plan Calor, con el que se llega a casi 4.900 familias de Bariloche, El Bolsón, Dina Huapi, Villa Mascardi, El Manso y Paso Flores, y en la Región Sur más de 820 grupos familiares.

Esta acción directa del Gobierno se realiza en el marco del convenio firmado por el gobernador Alberto Weretilneck e YPF GAS S.A.

Cabe mencionar que parte del gas envasado es distribuido en toda la Línea Sur para la asistencia directa a pobladores, a través de la colaboración de intendentes y comisionados de Fomento.

Para cumplir con el objetivo de llegar a todas las familias que necesitan de esta ayuda, la provincia ha comprometido este año 250 toneladas de gas butano y 250 toneladas de gas propano, lo que representan 50.000 garrafas de 10kg.

Las familias beneficiarias del Plan son de bajos recursos económicos, en condición de vulnerabilidad y que no están interconectadas a la red de gas.