Buenos Aires (EPatagonicas) 14 de Mayo. – El primer restyling del SUV presentado en EE.UU podría debutar en el próximo Salón de San Pablo como previa de su llegada a nuestro mercado. Cambia trompa y cola, interior y suma equipamiento.

La Tracker fue la respuesta de General Motors a la Ford EcoSport en el segmento de los SUV chicos. A la Argentina llegó a mediados de 2013 (+ info) y la probamos a poco de su arribo (ver prueba). Ahora recibió un restyling, el primero, con el que se muestra en Estados Unidos (debutó en el Salón de Chicago), donde se llama Trax. Claro, es que la competencia se puso intensa con el avance de Renault Duster y la aparición de Honda HR-V y de Jeep Renegade.

La cirugía estética se aprecia en la trompa que luce retoques en la parrilla, la entrada de aire, el paragolpes, el capó y las ópticas, que en su parte inferior tienen una línea de Leds. Algunos ya señalan que se asemeja ahora a la EcoSport…bueno, son opiniones. Atrás las reformas se limitan sólo a las luces.

Por dentro hereda la configuración del nuevo Sonic en el panel que combina información analógica con una pantalla digital para la data de la computadora de a bordo. Se anuncia la llegada de un nuevo sistema de entretenimiento con pantalla de siete pulgadas compatible con Apple y Android carplay automático, y varias mejoras en terminaciones y materiales. Esto hace suponer que el habitáculo eleva aún más el perfil del compacto que ya estaba por encima de la media de su categoría. El equipamiento se enriquece con la incorporación –según versión- del sistema de advertencia de colisión frontal, alerta de punto ciego, advertencia de cambio de carril involuntario y diez airbags.

El propulsor con el que se vende en EE.UU es un 1.4 turbo de 138 caballos de potencia con un torque de 20,4 kgm entre 1.850 y 4.900 rpm. La caja que lo acompaña es automática de seis velocidades. Actualmente en nuestro país se ofrece con motor 1.8 de 140 caballos. No está confirmado por el momento si la Tracker que llegue a la zona tendrá ese motor u otro, probablemente el del nuevo Cruze producido en Rosario. Con estos cambios es posible que desembarque en el Salón de San Pablo en el mes de noviembre. Estaremos atentos y esperando.