Buenos Aires (EPatagonicas) 05 de Noviembre. – La octava generación de la pick-up japonesa está llegando al mercado argentino. En breve conoceremos con qué versiones y motorizaciones estará a la venta.

La presentación es en la provincia de Mendoza, donde se organiza el evento de lanzamiento de la octava generación de la exitosa pick-up japonesa.

La octava generación de la Hilux ya comenzó a producirse en nuestro país, en la planta que la marca tiene en Zárate. Toyota invirtió 800 millones de dólares en su planta para aumentar la producción anual, a 140.000 unidades (hasta ahora producía 92.000 unidades al año), y para producir su nueva pick-up -y más adelante la nueva SW4-. Esta inversión, que culminará a fines de este año, generará más de 1.100 nuevos puestos de trabajo.

Además está inversión le permitirá a la automotriz llegar a un nivel de integración local del 43% -a partir del desarrollo de 16 nuevos proveedores y la localización de más de 110 nuevas partes-.

En Europa la nueva Hilux viene con un equipamiento muy completo y con los nuevos motores turbodiésel GD.

Actualmente la Toyota Hilux es la pick-up más vendida en Europa, con 36.000 unidades comercializadas 2014, lo que supone un 23,5% de la cuota de mercado.

Estéticamente no tiene diferencias respecto a las versiones tailandesa y australiana. En él se destaca su gran parrilla y grupos ópticos delanteros, su llamativo color rojo y sus llantas de nuevo diseño.

El equipamiento más destacado es el siguiente: Siete airbags, Anclajes Isofix, Control de estabilidad (VSC), Control de balanceo de remolque, Faros con tecnología LED, Cámara de visión trasera, Asistente de ascenso y descenso en pendientes, Sistema de infoentretenimiento de gran tamaño, Tapicería de cuero y Llantas de 16 a 18 pulgadas.

Estará disponible con cuatro motorizaciones, tres diésel y una de gasolina. Por un lado se trata de los nuevos motores turbodiésel GD de cuatro cilindros, el 2.4L D-4D de 149 CV y 400 Nm y el 2.8L D-4D de 176 CV y 450 Nm y, además el conocido 2.5L D-4D de 102 CV y 260 Nm. El de gasolina es el 2.7L VVT-i de 165 CV y 245 Nm.

La transmisión disponible es la manual de seis velocidades y la automática de seis marchas. La tracción puede ser simple (trasera) o 4×4 con reductora.