Río Negro (EPatagonicas) 13 de Julio. – El 50% de los fondos petroleros ya tiene destino. Tres hospitales, la mayor inversión hasta el momento.

Río Negro ya licitó diez obras por casi 367 millones con los recursos obtenidos de las prórrogas petroleras.

Esas construcciones serán financiadas con la parte de esos fondos invertidos en Letras nacionales, que vencerán en octubre aunque el gobernador Alberto Weretilneck ya adelantó que renovará esas operaciones, considerando los intereses ofrecidos y los plazos para la cancelación de los certificados de obras.

En la inicial nómina figuran dos de los tres hospitales por construir -Allen, Catriel y Las Grutas- y, también, aparecen tres construcciones de Bariloche por unos 30 millones, dos de Viedma por 13 millones, entre otros.

Las ejecuciones de los hospitales se estiman en dos años y medio. Durante ese plazo, la provincia requerirá fondos para abonar los certificados de construcción. La reserva radica en la inversión de letras existentes.

En febrero pasado, Economía compró 800 millones de Lebacs, consistente en una parte de los 1.392 millones recibidos por las primeras prórrogas petroleras. Unos 240 millones fueron a los municipios.

Aquella inversión financiera fue reservada por el gobierno provincial para la ejecución de obras públicas, previendo que la rentabilidad permita neutralizar la suba de los costos de la construcción.

El ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri, estimó la nómina de obras para el año en unos 700 millones, considerando las disponibilidades nacionales y provinciales.

Su listado comprende proyectos licitados, por licitar y, también, evaluados para su inclusión. El funcionario afirma que las obras se resuelven con proyección a futuro y, fundamentalmente teniendo en cuenta el actual crecimiento poblacional. Ratifica el criterio del gobernador Alberto Weretilneck, buscando que las construcciones contemplen las necesidades de la amplia geografía.

En octubre vencen las primeras inversiones de las Letras, que arrojarán una rentabilidad de unos 100 millones. Weretilneck informó que no se retirarán y que se cumplirán nuevas operaciones, considerando que esos fondos todavía no se necesitan en el pago de las construcciones.

El interés de esas letras se mantiene entre el 26% y 28%. El plazo de colocación mínimo es de 98 días y el máximo 180 días.

El gobernador estimó una renovación de unos 900 millones, es decir que la provincia invertiría también la rentabilidad de los intereses.

El primer listado de las licitaciones de los recursos petroleros llega con 10 obras por casi 367 millones.

El ministro Valeri insiste en que se trabaja en un diagrama conjunto, con fondos sojeros y petroleros, siempre con el criterio de que “el Estado debe recuperar su presencia en cada lugar”.

Reconoció que el Estado, en muchos casos, está corriendo detrás del crecimiento poblacional, sobretodo en infraestructura. Ejemplificó con la situación de ciudades del Alto Valle, como la caída del sistema cloacal por ejemplo en Roca. “Son crisis producidas por la falta de inversión de gestiones anteriores, por eso hoy es decisión política del gobierno provincial responder ante la caída de servicios que se consideran prioritarios”, indicó.

En relación a infraestructura hospitalaria, Valeri remarcó las licitaciones millonarias para Allen y Catriel, y que la próxima corresponde a Las Grutas.