Buenos Aires (EPatagonicas) 02 de Julio. – En junio se vendieron sólo 51.944 unidades, según datos informados por ACARA. En tanto, el primer semestre cerró con un crecimiento de 5,8%

El patentamiento de autos registró en junio una caída de 10,2%, al sumar 51.944 unidades.

De este modo, se interrumpió el fuerte crecimiento del mercado que se verificó en los cinco meses anteriores.

Así lo informó la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (ACARA). La entidad destacó, que pese a este descenso el primer semestre terminó con un crecimiento de casi 6%, al sumar 335.657 unidades, hecho que no ocurría desde hace tres años.

De acuerdo con los datos del sexto mes, el “top ten” de ventas por modelo quedó conformado del siguiente modo:

Fuentes del mercado consultadas indicaron que la caída de junio estuvo vinculada con el impacto de las recientes medidas económicas, que contrajeron el consumo.

Esto, pese a que la cifra del último mes se mantiene dentro del rango que se viene registrando desde enero.

En enero el patentamiento había crecido 79%, en febrero 10,7; en marzo 13,1; en abril 13,8 y en mayo 22,6%.

Primer semestre apalancado por el campo

Los números de mayo habían sido más que positivos para la industria automotriz.

Ese mes se comercializaron cerca de 59.000 vehículos, lo que implicó un salto del 23%, constituyéndose en el mayor crecimiento interanual de los últimos períodos.

Las pick-ups fueron las grandes animadoras del negocio. En mayo, por caso, experimentaron una suba cercana al 25% frente a igual mes de 2015.

La recuperación del sector agrícola es una de las principales variables a tener en cuenta para explicar tal repunte.

De la mano de una mejora del tipo de cambio real efectivo del 45% -luego de la devaluación y de la modificación del régimen de retenciones- el sector se ha beneficiado por una mayor rentabilidad.

Esto, apalancado además por un precio de la soja que se disparó un 30% en los últimos meses.

Todo esto redunda en la demanda de más cosechadoras, tractores, sembradoras y también de “chatas”.

Un sector dinámico

El segmento de las pick-ups se convirtió en el de mayor crecimiento en el mercado local, con una tasa que casi duplica a la de los automóviles.

Si bien la tendencia viene desde 2012, esta categoría se potenció en los últimos meses, de la mano de la paulatina recuperación del agro.

Según datos de ACARA, entre enero y abril las “chatas” acumularon un repunte del 8,5%, frente al 5% de incremento que experimentaron los autos y un desplome del 17% en el rubro camiones (ver cuadro).

“Cuando el campo anda bien, tanto las camionetas como las propiedades se benefician de esta recuperación”, explicó el directivo de una automotriz, en diálogo con iProfesional.

Hacia un nuevo récord

La Argentina se ha convertido en un jugador de peso en esta categoría a nivel mundial.

El año pasado, Nissan, Mercedes Benz y Renault anunciaron que habían elegido este país para desarrollar tres tipos de “chatas”, compartiendo la misma plataforma pero diferenciándose en las carrocerías.

A partir de esta inversión de más de u$s600 millones, en 2018 llegarán al mercado tres modelos nuevos que elevarán el nivel de producción y colocarán a la Argentina como el sexto fabricante de pick-ups a nivel global.

La mejor coyuntura para el agro, sumado a la paulatina diversificación de la oferta, están permitiendo que el segmento se acerque nuevamente a su nivel récord, que se marcó en un atípico 2013, cuando muchos compradores adelantaron operaciones y se llegaron a vender casi 76.000 unidades.

Tras un fuerte bajón en 2014, ya al año siguiente se notó un importante rebote. Y en este 2016 la tendencia positiva se mantiene muy firme.

De hecho, sólo en el primer cuatrimestre ya se patentaron cerca de 25.000 camionetas, lo que permite proyectar una nueva marca histórica hasta diciembre.

Más propuestas

En noviembre pasado, Toyota presentó la última generación de Hilux, fabricada en la planta de Zárate.

Además de ser un vehículo completamente nuevo, sumó una versión tope de gama, la SRX.

Es decir, una opción más premium incluso que la SRV, que era la más equipada hasta la octava generación.

En el caso de Volkswagen, también a fines del año pasado presentó la versión exclusiva Ultimate, otra opción que se ubica por encima de la Highline.

Cuenta con más accesorios de serie, logrando un look más deportivo.

Después fue el turno de Nissan, que presentó en enero la nueva NP300 Frontier, por ahora importada desde México pero que a partir de 2018 se fabricará en la Argentina.

Es un modelo totalmente nuevo, con cambios desde la plataforma hasta la estética.

Por último fue el turno de Ford, que presentó la renovada Ranger.

Este modelo, que ya es global, actualizó su frontal y su interior, además de mejorar las prestaciones del motor.

En cuanto a novedades, hace poco se sumó la Duster Oroch y el 30 de mayo se sumó oficialmente la Fiat Toro.

Ambas se perfilan como protagonistas de la categoría “pick-ups medianas” que, hasta el momento, no había sido explorada.

Entre las chatas grandes, en julio se espera la llegada de la Chevrolet S10, un modelo que perdió mercado pero que a partir de la renovación buscará reposicionarse para dar pelea.

Fuente I Profesional