Mendoza (EPatagonicas) 15 de Agosto. – Según cálculos oficiales, Mendoza dejaría de percibir unos U$S 12 millones por regalías y recaudación de Ingresos Brutos. La Nación busca bajar los precios de los combustibles. El ministro Vaquié aseguró que aún Mendoza no tiene notificación oficial del acuerdo.

El Gobierno nacional firmó un acuerdo con empresas petroleras para bajar el precio de los combustibles. En la letra de ese convenio se incluye la baja paulatina de 2% mensual entre agosto y octubre del precio del barril de crudo que se paga a las empresas que extraen el crudo del subsuelo de las provincias productoras.

En el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, calculan que esa baja del precio del barril repercutirá en la recaudación por regalías e Ingresos Brutos.

La merma del precio llegará al 6% en octubre, eso implica que Mendoza recaudaría 12 millones de dólares menos en concepto de regalías y un número aún no establecido por Ingresos Brutos.

Ayer el ministro Enrique Vaquié explicaba que no tenía notificación oficial de la medida acordada el sábado con las empresas YPF, Shell y Pan American Energy, por lo que sólo conocía lo que se había publicado en medios nacionales acerca de la medida.

El ministro Vaquié dijo que lo más grave del acuerdo entre el Gobierno nacional y las empresas es que “las provincias productoras no estuvimos allí. Somos las dueñas del recurso”.

No hay más novedades, se habla de una reunión para octubre o noviembre con las provincias y los sindicatos petroleros para acordar pautas de trabajo para el 2017, pero también se menciona que la idea del Gobierno nacional es bajar el precio de referencia interno del barril al precio internacional, que actualmente está a 43 dólares.

En la Argentina, la antigua Secretaría de Energía de la Nación puso un precio diferencial. Durante muchos años cuando el precio del barril llegaba a los 100 dólares, la Nación puso un valor inferior; en la gestión de Cristina Fernández el valor internacional cayó a menos de 50 dólares y la Nación estableció un precio mayor con el objetivo de mantener la producción local.

Ese precio de referencia mayor al internacional, ofrecía algo de oxígeno a las cuentas de las provincias productoras, puesto que sobre ese valor se liquidaban regalías. La intención del Gobierno nacional es que el valor oficial y el del mercado internacional converjan en 2017. A precios actuales, las regalías seguirían cayendo el año que viene.

Por ahora lo que trascendió en medios nacionales es que el precio del barril para mercado interno bajará 2% en agosto, 2% en setiembre y 2% en octubre, no acumulativos. En total el recorte será del 6%.

El Ministro arriesgó una hipótesis optimista: “Teóricamente, la caída del precio de los combustibles impactaría en el costo de los fletes y eso impactaría en otros productos, por lo que los consumidores se verían beneficiados” decía ayer Vaquié.

De acuerdo a los analistas, la medida beneficia a las petroleras que tienen refinado del crudo, es decir que producen combustibles, porque comprarían el crudo un tanto más barato; se especula que YPF, como es una petrolera que tiene extracción y refino, se verá levemente beneficiada. Pierde por el lado de la producción, pero gana por el lado de la producción de naftas.

Al mismo tiempo, las empresas que extraen petróleo se verían perjudicadas porque cobrarían menos por la misma tarea, es decir con los mismos costos.

-Teóricamente la caída del precio del barril implicaría una caída de la producción. ¿Eso no encarecería las naftas también?

-No. Porque aún se importaría más barato que el precio local.

En caso de que confluyan el precio local con el del mercado internacional sí impactaría fuertemente en la producción local y desalentaría aún más la extracción de petróleo no convencional, como Vaca Muerta. Pero eso, por ahora, es futurología.

Sin embargo, la probable caída de la producción podría afectar a algunos yacimientos locales. Vaquié no avanza demasiado en el análisis, porque jura no tener más datos que lo publicado en los medios de comunicación y toda reflexión es preliminar.

Sin embargo, el ministro  provincial arriesga un número. La provincia recauda unos 200 millones de dólares por año en regalías, un recorte del 6% del precio del barril extraído en Mendoza implicaría unos 12 millones de dólares anuales menos de recaudación, es decir, un millón de dólares por mes menos. A eso habría que sumarle también la caída en Ingresos Brutos por la comercialización del crudo.

Fuente Diario Los Andes de Mendoza