Neuquén (EPatagonicas) 13 de Julio. – Presentaron el “Área recreativa costera metropolitana” bajo el lema; “preservar las costas, cuidar el río”.

Las ciudades de Neuquén, Centenario, Plottier y Senillosa tendrán nuevos balnearios en las costas de los ríos Limay y Neuquén. Se trata de los balnearios Parque Este –Neuquén-, Centenario, La Herradura –Plottier- y La Balsa –Senillosa- que pasarán a convertirse en espacios de recreación gratuitos, accesibles y con un fuerte acento en la mirada ambiental. Así lo contempla el proyecto ejecutivo “Área recreativa costera metropolitana” que presentó hoy al mediodía la vicegobernadora Ana Pechen en el salón de actos de Casa de Gobierno. La inversión total será de 6 millones de dólares que financiará el Banco Interamericano de Desarrollo. En tanto, la provincia hará un aporte del 25%, según informó Ricardo D’Angelo, responsable de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo. El préstamo del BID es de carácter no reintegrables para los municipios y el financiamiento externo se realiza a través del programa de desarrollo para áreas urbanas del interior (DAMI), dependiente del Ministerio del Interior, que se encargará de la devolución del préstamo.

Lo hizo junto a los intendentes Horacio Quiroga –Neuquén-; Andrés Peressini –Plottier-; Huego Moenne –Senillosa; la representante del BID para Argentina, Francisca Rojas; la coordinadora del programa DAMI, Pilar Millé; el, y el, arquitecto de la consultora Proa, encargada de la ejecución del proyecto, Luis Betolini.

Al hablar, Pechen destacó que el proyecto le permite a “Neuquén recupera el protagonismo de sus ríos”. En ese sentido, resaltó que las obras previstas permitirán generar parques donde se rescata tanto la naturaleza como el espacio público, situación que contrastó con otras iniciativas que valoran el avance de la especulación inmobiliaria por sobre las necesidad de la comunidad. También aseguró que de esta forma se pone por delante la planificación a la improvisación, instancia que permite evitar que el crecimiento demográfico “nos desborde”. En tanto, remarcó la importancia de cuidar los espacios verdes y adelantó que la decisión de los municipios de priorizarlos tiene por finalidad “resguardar su accesibilidad y gratuidad para que las personas puedan desfrutarlos”.

Por su parte, D’Angelo, destacó que los fondos del BID son de carácter no reintegrables y que la provincia tiene previsto agregar un 25% para desarrollar el proyecto. Explicó que el proyecto incorpora un abordaje sistemático para trabajar las áreas costeras y lo hace a partir de una agenda de prioridades que definieron representantes de las 4 ciudades que componen el área metropolitana. Señaló que a ello se debe añadir la incorporación de una consultora externa como Proa, encargada de interpretar las necesidades, propuestas y consideraciones que surgieron de las mesas de discusión para plasmarlas en un proyecto que tiene por objeto “mejorar la calidad de vida de la gente”.

Por el BID habló la representante para Argentina, Francisca Rojas. Al hacerlo expresó que se trata de una experiencia innovadora para la región y que a nivel país es la primer experiencia de este tipo. Expuso que la intención es pensar plataformas de gestión e integración para áreas metropolitanas y observó que aquí en la zona se eligió trabajar de manera coordinada una visión unificada de los ríos Limay y Neuquén. Sostuvo que la intención del proyecto es “integrar el río a la ciudad y la ciudad al río”, y que entre ambos espacios exista continuidad.

A su turno, Pilar Millé, coordinadora del programa DAMI destacó que el proyecto pretende “incorporar el río a las ciudades” y que para ello un equipo comenzó a trabajar hace dos años junto a la UPEFE y los municipios para diagnosticar las prioridades de la región desde una “mirada metropolitana”. Calificó al plan de “ambicioso” y dijo que la decisión de invertir los recursos en áreas verdes y costeras provino de un diagnóstico que realizaron los propios municipios. Adelantó que para futuras etapas está previsto trabajar en dotar de acceso y transporte público a las áreas en cuestión.

Al presentar el proyecto ejecutivo de la obra de “área recreativa costera”, Luis Betolini, describió las instalaciones y mejoras que se realizarán en los 4 balnearios que conforman la iniciativa. Sostuvo que se tuvo en consideración una evaluación ambiental, se integró el concepto de “corredor verde” y se aplicó una línea de recurrencia para evitar las crecidas promedio de los ríos. Informó que para dar identidad a los 4 balnearios –dos ubicados en el Río Neuquén y dos sobre el Limay- se implementó un sistema de triple vía que involucra sendas para bicicletas, peatones y autos. En igual sentido, se aplicó un esquema de estacionamientos para que los vehículos no ingresen a las costas. A la vez, se incorporó a todos los proyectos sectores de parrillas, espacio de juegos infantiles, miradores, sanitarios, zoom, kits de salud, canchas deportivos y portales de acceso, los cuales están específicamente diferenciados en cada zona.

Previo a la presentación hicieron uso de la palabra los intendentes que integran el área metropolitana. A primer turno, Horacio Quiroga, mencionó la posibilidad de realizar obras con recursos no reintegrables y expresó que el proyecto no tiene contras. También pidió a las autoridades nacionales y del BID generar un sistema de acceso al mercado de capitales más gil para poder financiar mayor cantidad de obra pública. En tanto, Andrés Peressini recordó que se trata de una inversión que beneficiará a cerca de 10 mil neuquinos que eligen el balneario de La Herradura para disfrutar del río. En igual sentido, Hugo Moenne recordó que en esa localidad la ribera del río Limay estuvo desaprovecha durante mucho tiempo.

Estuvieron presentes concejales de las ciudades metropolitanas y funcionarios provinciales y municipales.

Prensa – Legislatura NQN