Neuquén (EPatagonicas) 11 de Noviembre. – Los diputados neuquinos Raúl Podestá y Rodolfo Canini –FG NE-, presentaron un proyecto de ley para descentralizar, desburocratizar y generar mediante instancias participativas la planificación del desarrollo productivo provincial. Para ello, la iniciativa crea seis ámbitos micro regionales que serán administradas por organismos asociativos mixtos, compuestos por municipios y asociaciones intermedias, que se llamarán Consorcios de Gestión para el Desarrollo Participativo. Los mismos dispondrán del 80% de los recursos crediticios del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo para dar apoyó a la micro, pequeña y mediana empresa. Las decisiones se tomarán en asamblea y habrá un comité consultivo para llevar adelanta la tarea operativa.

Los consorcios también recibirán aportes no inferiores al 5% del total de la masa coparticipable provincial y manejarán los recursos destinados a obras y sistemas de riego y de parques industriales, hoy dependientes del Ejecutivo provincial.

En tanto, los recursos humanos bajo la órbita del poder Ejecutivo que realizan acciones operativas en los territorios pasaran a depender de los consorcios. No lo harán los agentes afectados a Educación, Salud, Seguridad y técnicos especializados en temática con perspectiva provincial. Aclara que, a pesar del traspaso, el pago de haberes lo deberá realizar continuar efectuando el Ejecutivo provincial.

El proyecto consta de 66 artículos y fija para una etapa inicial la creación de hasta 6 micro regiones: Centro-Oeste; Sur; Confluencia; Limay; Norte y Petrolera. A cada una de ellas le corresponde un consorcio de gestión, espacio donde las organizaciones intermedias tengan voz y voto y trabajen en conjunto con las autoridades municipales para definir políticas en sus territorios y la administración de recursos. De igual modo, a un nivel micro, crea entes locales de desarrollo.

De esta forma, la micro regionalización potencia la posibilidad de planificar de manera local y descentralizada y, a la vez, hacerlo de manera articulada con el nivel provincial. En ese sentido, determina que el ámbito de aplicación de la norma recae en el ministerio de Coordinación de Gabinete.

En sus fundamentos, destaca que este tipo de estructura operativa descentraliza la administración central; habilita la participación de distintos actores organizados de la sociedad civil; aplica la transferencia de poder de decisión y recursos a entes locales; fortalece la autonomía municipal e incentiva la creación y desarrollo de ámbitos de participación asociativa.

El proyecto N° 9292 ingresó por mesa de entradas el 6 de noviembre.

Prensa Legislativa NQN