Estados Unidos (EPatagonicas) 22 de Septiembre. – Volkswagen, el mayor fabricante automovilístico del mundo, dejará de vender automóviles con motor diésel TDI de cuatro cilindros, por hora solo en Estados Unidos, tanto nuevos como usados, tras haber sido acusado de manipular los datos de emisiones contaminantes.

La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU y el estado de California acusaron el sábado a Volkswagen y Audi de falsear las emisiones de algunos de sus vehículos, por lo que llamaron a revisión a casi medio millón de automóviles.

La EPA señaló en un comunicado que los coches de entre 2009 y 2015 propulsados por un motor diésel de cuatro cilindros del Grupo Volkswagen incorporan un software que evita las regulaciones sobre emisiones de contaminantes.

Volkswagen todavía no ha especificado cuántos modelos estarán afectados por la medida. Aunque cabe señalar que algunos modelos comercializados con esta motorización son, por ejemplo, el Golf, el Jetta, el Passat o el Beetle de VW y el Audi A3, informa Efe/Ep.

La compañía ya ha ordenado una investigación externa acerca de esta cuestión para esclarecer lo ocurrido, según ha explicado en un comunicado el consejero delegado de la corporación alemana, Martin Winterkorn, quien ha lamentado haber roto la confianza de los clientes.

La multa a la que podría enfrentarse Volkswagen en EEUU asciende a 18.000 millones de dólares, además del daño incalculable para su imagen.

De momento, este escándalo ha provocado el desplome de las acciones de Volkswagen, que están sufriendo caídas cercanas al 20 por ciento de su valor, hasta el entorno de los 130 euros por acción.

El jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, pidió disculpas insistentemente y de forma expresiva por este escándalo y se comprometió a recuperar la confianza de los consumidores estadounidenses. “La hemos cagado por completo”, dijo tras admitir el engaño: “Hemos sido deshonestos con la EPA, hemos sido deshonestos con el consejo de la ARB [la agencia que se ocupa de la calidad del aire en California], hemos sido deshonestos con todos ustedes”, señaló Michael Horn.