Neuquén (EPatagonicas) 30 de Agosto. – El Frente para la Victoria presentó en Neuquén una propuesta simple para abaratar el gas (aunque también “abarata” los recursos del Estado), consistente en la eliminación del IVA para el consumo de la red domiciliaria.

La iniciativa, propia de un partido que ahora está en la oposición cuando hace muy poco era el oficialismo, fue explicada en una conferencia de prensa por los diputados nacionales Darío Martínez, María Emilia Soria, Alberto Ciampini y Silvia Horne, y los diputados provinciales Guillermo Carnaghi, Nanci Parrilli, Ayelén Gutiérrez y Javier Bertoldi , junto a Eduardo Fuentes (Nuevo Encuentro-Frente Grande) y Mariano Mansilla (UNE-Frente para la Participación de Neuquén).

Al hablar, Martínez indicó que la intención es que se aplique un esquema similar al de los combustibles (donde se eximió de un porcentaje del impuesto a la Transferencia de Combustibles) y dijo que se trata de “una ley justa para las provincias productoras y para los patagónicos que viven en un clima más hostil”.

También aseguró que la propuesta no tiene incidencia (en realidad, tiene, aunque menor) en materia recaudatoria a nivel nacional y mencionó que el senador Guillermo Pereyra le adelantó su acompañamiento al proyecto.

Soria sostuvo que el proyecto da respuesta a un fallo de la Corte Suprema que habilita la audiencia pública y contempla las dificultades que representa vivir en la Patagonia, al tiempo que se pronunció a favor de avanzar en una iniciativa similar que comprenda también el gas de garrafa.

Ciampini abundó en “la actitud desmedida de este gobierno en cuanto al precio de las tarifas”; mientras que Horne ponderó que la iniciativa forma parte de “una batería de proyectos para ponerle un parate a este tarifazo”.