Buenos Aires (EPatagonicas) 24 de Agosto. – El ex viceministro de Economía Juan José Llach criticó hoy el actual modelo de Coparticipación Federal Tributaria que, a su criterio, “no redujo las desigualdades” entre las regiones, y consideró que es preciso ir hacia una “mayor autonomía fiscal” para las provincias.

Llach expuso en el seminario Regiones Económicas: Una ocasión para integrarlas, organizado por la Fundación Banco Ciudad, en la sede central de la entidad financiera porteña.

Sostuvo que la Argentina debería ir hacia un sistema tributario más federal, porque sostuvo que con la actual Coparticipación “las provincias y municipios están cautivos del poder central”.

Llach remarcó que “ya van 20 años de incumplimiento de la Constitución Nacional, que estableció que en 1996 se debía votar una nueva ley de Coparticipación Federal Impositiva”.

El director del Instituto Argentino de Economía (IAE), de la Universidad Austral, sostuvo que la Coparticipación “no logró su objetivo de reducir significativamente la desigualdad entre provincias y entre regiones”.

Por eso propuso “volver a un sistema de potestades tributarias parecido al establecido por la Constitución Nacional, modificado en 1890, cuando la Nación se apropió de rentas que le correspondían a las provincias”.

El economista puntualizó que “el gasto público argentino está en el 43,9% del Producto Bruto Interno (PBI)”, y señaló que “en los países desarrollados esa cifra alcanza al 36,9% y en los emergentes, 33,3%”.

También destacó que “la presión tributaria argentina está en el 33,6% del PBI, que se va a 38% si se computa la inflación”, y comparó que “ése número vuelve a superar al de los países desarrollados y está 11 puntos porcentuales por encima de los emergentes”.

Sobre esto, el presidente del Departamento de Políticas Tributarias de la Unión Industrial Argentina (UIA), Carlos Abeledo, agregó que “el sector formal está sosteniendo al informal”, y subrayó que “entonces la presión es mayor para que el promedio sea 38%” del PBI.

Por eso Abeledo consideró que “es imprescindible que se premie al que cumple” con el pago de los impuestos.

También sostuvo que “hay que bajar la carga impositiva”, y puso como ejemplo que “en Argentina, un vehículo 0 kilómetro tiene un componente de impuestos que supera el 50%, cuando en Estados Unidos es de 2%”.

Asimismo, señaló que “en el sector alimenticio, los márgenes de utilidad son reducidísimos por causa de la carga impositiva”.

“Hay una gran expectativa porque la cuestión fiscal pase a ser la herramienta de reactivación económica”, concluyó el analista.

(Prensa Fundación Banco Ciudad, Buenos Aires, agosto 2016)