Río Negro (EPatagonicas) 17 de Mayo. – El presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Bariloche (AHGB), Hugo De Barba, se refirió a la difícil situación que está pasando el sector por los aumentos en la tarifa del gas. Sostuvo que hay pequeños establecimientos que no serían viables en este contexto y calificó a la situación de “alarmante”. Realizaron gestiones con el gobernador y preparan un escrito de toda la Patagonia para reclamar. Joaquín Escardó sostuvo que los aumentos en algunos casos llegan al 2.400 por ciento.

Hugo de Barba expresó en diálogo con Noticiero Seis que hay preocupación en todos los asociados, “entendíamos que tenía que venir un ajuste pero nos sorprendió la característica del ajuste”. Aseguró que esto pone en duda a muchos complejos en cuanto a la viabilidad para seguir funcionando.

Enfatizó que el problema abarca a toda la Patagonia. Por lo que se está coordinando para elaborar un documento para llamar la atención sobre este tema. “Esto nos ha pegado muy fuerte, hay mucha preocupación en todos los asociados, de hotelería, gastronomía y cabañas”, sostuvo el empresario.

Insistió en que “todos imaginábamos que tenía que venir una suba porque los valores estaban bajos, pero de esta proporción es realmente inaceptable”.

A esto agregó que en la Patagonia el tema se agrava porque el uso del gas es prioritario para tener establecimientos en condiciones, “esto es decir que la Patagonia es inviable para el tema turístico y si es así, para qué es viable”, cuestionó.

Además de elaborar el documento plantearon el tema al gobernador que “ha entendido nuestra alarma y tiene previsto reunirse el miércoles con el ministro del interior, con otros gobernadores” y entre los temas a tratar, uno de los temas más importantes será el aumento del gas.

Joaquín Escardó detalló que los aumentos mínimos son de 1200 por ciento y hay casos de 2000 o 2400 por ciento. Manifestó que si bien el cuadro tarifario es complejo para analizar, el valor del metro cúbico pasó de 10 centavos, a 2,40 con lo cual es directo el impacto.

Además agregó que también paga IVA, Ingresos Brutos, etc, por lo cual todo arrastra para llegar a estos valores. “Extraña que sea en este momento en que muchos establecimientos hoy están cerrados y tienen boletas por 60 mil pesos”, expresó.

Manifestó que si este aumento se traslada a la tarifa “deja afuera del mercado”, a lo que se agrega la problemática de que el proceso de venta de hoteles es paulatino, por lo cual Bariloche ya tiene ventas y reservas, “ni siquiera se puede ajustar la tarifa porque ya hay habitaciones vendidas”. Enfatizó que “resulta complicado ajustar cómo se va a terminar abonando eso y cómo se van a abonar los consumos de gas, se pueden hacer trabajos para mejorar la eficiencia pero no se hace de un día para otro”, con lo cual la situación es compleja.

Finalmente sostuvo que hay complejos pequeños, de tres cabañas, que pagaban 500 y pagarán ahora 11 mil pesos.

“Realmente no hay respuestas desde Camuzzi”, lamentó y agregó que hay que ver bien si hubo quita de subsidios en general y específicamente el de la Patagonia, “que sería más grave todavía”.